miércoles, 28 de septiembre de 2011

ALGÚN DÍA TE TOCARÁ A TI

Hay quien cree que estas cosas solo le pasan a los demás.   Y por eso, bueno, al fin y al cabo no afecta demasiado a cada uno de nosotros.  Pero no es cierto.  Las cosas que se hacen en esta carrera, desde el Consejo Fiscal, en materia de nombramientos nos afectan a todos.   A cada uno de nosotros.   La opacidad máxima, como si de una organización secreta se tratara, impide saber qué ocurre ahí dentro, cuando va a ocurrir, qué se dice de los candidatos, cómo se recaba la información, como se valoran las trayectorias.   Hoy leo que se ha elegido a un compañero -nada sino simpatías tengo hacía él- para una plaza en la Inspección Fiscal, a la que concursaban compañeros y compañeras mucho más antiguos y con mucho mayor trayectoria profesional.  Entre ellos, por ejemplo, la Fiscal Decana de los Juzgados de lo Penal de Madrid.   No es de la UPF, es cierto, pero su trabajo -dificilísimo, por la escandalosa falta de medios personales y materiales y por la conflictividad del puesto- es elogiado por todo el mundo.  Nada que hacer.   Una compañera muy querida para mi, ha pedido el Acta de un Consejo Fiscal en el  que se le denegaba una plaza que había pedido, a fin de estudiar un recurso.   Al fin -tras muchas semanas de deliberación- se ha acordado darle copia, no sin que la Inspección informara en contra y sin que algún vocal del Consejo hablara de cortar los "chafardeos".   Así no vamos a ninguna parte.   Bueno, si; vamos a ver exactamente lo mismo, pero ahora con otro sector ideológico de la Carrera viendo legitimada cualquier cosa que haga en atención a los precedentes.

¿Os acordáis de la campaña electoral del Consejo? ¿De cuando hablaban de transparencia? ¿De cuando prometían una página web para informar de lo que ocurre ahí dentro?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No tocara nunca , punto de referencia de coordenadas en los nombramientos ,y el tema de la antiguedad es obsoleto

Anónimo dijo...

No todos los miembros del Consejo Fiscal son serviles y opacos; hay algún/@ que personalmente me ha confesado su hastío y en una ocasión, muy relevante hay que decir, se desmarcó de los dictados de su asociación. Es una pena que no lo haya podido hacer ahora en relación al nombramiento de un Fiscal Superior más que discutido ( y sé que ese miembro/@ opina como la gran mayoría)....pero ese es el problema, como pasa en todo...la mayoría de los Fiscales son gente trabajadora, responsable y ajena a los juegos del poder,,,pero nadie da la cara... Es una situación que, espero se supere, por el bien de la justicia, de los justiciables y de todos porque en definitiva este es el reflejo de lo que ha ocurrido en este país en los últimos años.

Anónimo dijo...

HACEN FALTA JUECES, FISCALES, ABOGADOS,....."STEVE JOBS" FELICES POR AMAR SU TRABAJO, SU FAMILIA Y POR HABER SIDO DESPEDIDOS Y MALTRATADOS POR LA VIDA (IV)

Reitero, no pueden conectar los puntos mirando hacia el futuro; sólo pueden conectarlos mirando hacia el pasado. Por lo tanto, tienen que confiar en que los puntos, de alguna manera, se conectarán en su futuro. Tienen que confiar en algo, lo que sea. Nunca he abandonado esta perspectiva y es la que ha marcado la diferencia en mi vida.

La segunda historia es sobre amor y pérdida.

Fui afortunado, porque descubrí pronto lo que quería hacer con mi vida. Woz y yo comenzamos Apple en el garaje de mis padres cuando tenía 20 años. Trabajamos duro y en 10 años Apple había crecido a partir de nosotros dos en un garaje, transformándose en una compañía de dos mil millones con más de 4,000 empleados. Recién habíamos presentado nuestra más grandiosa creación -el Macintosh- un año antes y yo recién había cumplido los 30.

Luego me despidieron. ¿Cómo te pueden despedir de una compañía que fundaste? Bien, debido al crecimiento de Apple contratamos a alguien que pensé que era muy talentoso para dirigir la compañía conmigo. Los primeros años las cosas marcharon bien. Sin embargo, nuestras visiones del futuro empezaron a desviarse y finalmente tuvimos un encontronazo. Cuando ocurrió, la Dirección lo respaldó a él. De ese modo a los 30 años estaba afuera. Y muy publicitadamente fuera. Había desaparecido aquello que había sido el centro de toda mi vida adulta. Fue devastador. Por unos cuantos meses, realmente no supe qué hacer. Sentía que había decepcionado a la generación anterior de empresarios, que había dejado caer el testigo cuando me lo estaban pasando. Me encontré con David Packard y Bob Noyce e intenté disculparme por haberlo echado todo a perder tan estrepitosamente. Fue un absoluto fracaso público e incluso pensaba en alejarme del valle [del silicio, California]. No obstante, lentamente comencé a entender algo. Todavía amaba lo que hacía. El revés ocurrido con Apple no había cambiado eso ni un milímetro. Había sido rechazado, pero seguía enamorado. Y decidí empezar de nuevo.

En ese entonces no lo entendí, pero ser despedido de Apple fue lo mejor que podía haberme pasado.

La pesadez de tener éxito fue reemplazada por la iluminación de ser un principiante otra vez. Me liberó y entré en una de las etapas más creativas de mi vida.

Durante los siguientes cinco años, fundé una compañia llamada NeXT, otra empresa llamada Pixar, y me enamoré de una asombrosa mujer que se convirtió en mi esposa. Pixar continuó y creó la primera película en el mundo animada por ordenador, Toy Story, y ahora es el estudio de animación de más éxito a nivel mundial. En un notable giro de los hechos, Apple compró NeXT, regresé a Apple y la tecnología que desarrollamos en NeXT constituye el corazón del actual renacimiento de Apple.

Con Laurene tenemos una maravillosa familia.

Estoy muy seguro de que nada de esto habría sucedido si no me hubiesen despedido de Apple.

Fue una amarga medicina, pero creo que el paciente la necesitaba.

En ocasiones la vida te golpea con un ladrillo en la cabeza. No pierdan la fe.

Estoy convencido que lo único que me permitió seguir fue que yo amaba lo que hacía.

Tienen que encontrar lo que aman. Y eso es tan válido para el trabajo como para el amor.

El trabajo llenará gran parte de sus vidas y la única manera de sentirse realmente satisfecho es hacer aquello que crean que es un gran trabajo.

Y la única forma de hacer un gran trabajo es amar lo que se hace.

Si todavía no lo han encontrado, sigan buscando. No se detengan. Al igual que con los asuntos del corazón, sabrán cuándo lo han encontrado. Y al igual que cualquier relación importante, mejora con el paso de los años. Así que sigan buscando. Y no paren.

Anónimo dijo...

A seguir intentandolo.
Dos plazas nuevas vacantes Fiscal de Sala de Seguridad Vial y Fiscal de Sala de Extranjeria