martes, 4 de junio de 2019

LA FISCALÍA Y EL JUICIO DEL PROCES

Cada uno tiene una opinión sobre el juicio del proces, sobre la actitud del Presidente de la Sala, sobre lo que se ha dicho por los testigos y peritos, sobre si ha habido o no violencia bastante para constituir un delito de rebelión.   También sobre si los fiscales han estado bien o no, sobre si ha habido algunos más sólidos que otros y demás.  En mi opinión han estado en conjunto muy bien.  Yo sabía que el informe de Fidel Cadena iba a ser una lección magistral de derecho penal y así ha sido.   Un fiscal técnico como he conocido pocos.    También sabía que Javier Zaragoza era capaz de conectar con quien le escucha de manera natural porque tiene un estilo directo muy eficaz en conferencias y sobre todo en las vistas al interrogar y al informar.    Se de la eficacia de Jaime Moreno (otro técnico notabilísimo y muy buena persona además) y de Consuelo Madrigal.  Pero lo que más me ha gustado de la Fiscalía en este caso complicadísimo para llevar ha sido la total autonomía con que estos cuatro pesos pesados han conducido su trabajo en el proceso.   El mérito de ello es suyo y también de la Fiscal General del Estado, que finalmente ha resultado ser lo que uno espera de un Fiscal General, alguien que defienda a los fiscales en su trabajo profesional en lugar de alguien que interfiera en el mismo.   A veces vivimos tiempos buenos en la Fiscalía y arrastrados por el impacto de los malos (que suelen ser más) no los valoramos como se debería.   Estos están siendo tiempos buenos bajo el mandato de Maria José Segarra, que desde un punto de vista profesional se está ganando el derecho a seguir en su puesto.   Y si no sigue por esas cosas de la política, siempre podrá decir que ella dio ejemplo.

No hay comentarios: