jueves, 2 de diciembre de 2010

LA INSTRUCCIÓN PARA EL FISCAL

Estoy convencido de que necesitamos urgentemente una reforma procesal penal, que acabe con el colapso lamentable de nuestra Justicia (más de 1.150.000 causas penales pendientes a principio de año, y aumentando). Y ese cambio ha de venir con una revisión profunda de los principios de la LECr. de Alonso Martínez, porque así no se puede seguir.  El FGE y el Ministerio de Justicia así lo entienden y luchan por su implantación.   Pero de manera urgente, y además creo que de manera simultánea, es preciso revisar la posición institucional del Ministerio Fiscal español.  Ya se que a eso se oponen tanto el PP como el PSOE, y que por tanto se trata de una reforma improbable.  Pero no hay salida a la Justicia penal española sin la reforma procesal, y no es posible una reforma procesal de esa naturaleza con un Ministerio Fiscal tan próximo institucionalmente al Gobierno como el que hoy tenemos.  Cambien el proceso penal desde sus raíces; y doten al Fiscal de mayor autonomía, sacándolo de la contienda política.  Y entonces las cosas mejorarán.

6 comentarios:

maria jesus moya dijo...

Yo creo que nuestros gobernantes lo tienen claro y que el terreno se lleva preparando desde el año 2003, cuando se empezó a reformar nuestro Estatuto y continuó reformándose para incrementar la sujeción del Fiscal a los dictados del poder ejecutivo, reforzando el deber de obediencia y multiplicando los cargos controladores perfilados como cargos políticos. Lo que pasa es que aún no han afrontado la adaptación de las estructuras administrativas para esta función
El primer e inmediato paso va a ser asignar al Fiscal la función de decidir qué denuncias o atestados van a pasar al Juzgado de Instrucción y que denuncias se van a archivar

No creo que ningún proyecto de reforma legal de los que pululan por ahí contemple la garantía de independencia ( de los gobiernos de turno) e imparcialidad dle Fiscal instructor, cómo sí se contempla expresamente en la ley para el Juez

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante el articulo, felicitaciones desde Chile!

Anónimo dijo...

No es sólo la dependencia del Gobierno, muchos jueces se quejan de la escasa carga de trabajo y de responsabilidad de los fiscales en comparación con ellos. Comparten sistema de ingreso en la carrera y cobran retribuciones similares pero es mucho más cómodo ser fiscal si no buscas independencia. He sido juez sustituto durante seis años y doy fe de ello

Nuevo en esto dijo...

De lo único que como Juez sustituto puedes dar fe es de la puñetera manía de los Jueces de compararse con los Fiscales... ¿por qué no miran lo que ganan y trabajan los "Jueces" que están colocados en el Consejo, en las Salas, o en Juzgados de Pueblo de mil previas y se olvidan de los Fiscales?, así, al menos, no estariamos todo el día desfaciendo errores de amateurs metidos a Juez

anonimo 2 dijo...

Pues si los jueces quieren ser fiscales que dejen paso a la instruccion al Fiscal y todos contentos. Claro que ELLOS son los UNICOS garantes de la legalidad. Lo que es seguro es que os fiscales somos algo más humildes y reconocemos los fallos del sistema.
No le vendria mal a mucho juez quejica de esos ser fiscal sustituto por unos meses. Volvia a SU Juzgado a pasar a informe al fiscal dependiente del gobierno y sin nada que hacer más que el trabajo de SSª Ilma sobrecargado de independientes responsabilidades .
Penita me dan.

Anónimo dijo...

Gracias intiresnuyu iformatsiyu