sábado, 5 de marzo de 2011

EL NUEVO CRIMEN DE AGRESIÓN

Ha costado mucho tiempo y esfuerzo.  La Asamblea de Estados miembros del Tribunal Penal Internacional creó en 2002 un Grupo de Trabajo Especial sobre el Crimen de Agresión.  Las reuniones se celebraron durante cinco años en el Liechtenstein Institute on Self Determination de la Universidad de Princeton y la negociación fue árdua.  Había desde un principio consenso sobre la definición del crimen de agresión, pero no sobre las condiciones de ejercicio de la competencia de la Corte, incluída la función del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.   Finalmente hay acuerdo.   Un nuevo artículo 8 bis del Estatuto de Roma establece la definición del crimen de agresión, y será posible la persecución de personas pertenecientes a Estados no Partes del Estatuto de Roma a través de las previsiones del Capítulo VII de la Carta de Naciones Unidas (el mismo que permitió la creación de los Tribunales Ad Hoc de Yugoslavía y Ruanda) y de la acción del Consejo de Seguridad de ese organismo.  En principio la Corte solo podrá ejercer jurisdicción en relación a este nuevo crimen a partir del 1 de enero de 2017, conforme al cumplimiento de ciertas condiciones.  

Otro paso más en la construcción de un mundo más seguro, que a algunos les parecerá poco, pero que sin duda contribuirá a evitar (o al menos determinará que los agresores se lo piensen más veces) episodios ocurridos en el pasado reciente que están en la mente de todos.

2 comentarios:

Una jurista dijo...

Gracias por este post, Salva. Te agradezco de verdad que en el blog hagas un hueco para el Derecho INternacional. Acabo de terminar mis clases de Derecho Internacional y Derechos Humanos por este semestre (y año académico) y el crimen de agresión y la Corte, ha sido algo de lo que hemos hablabo bastante en el grupo de profesionales de fin de semana. Ayer les examiné y al final, algunos alumnos/as se acercaron a decirme que las clases habían despertado su interés más allá de lo académico en esta materia. Es un granito de arena lo que ponemos los juristas, pero a veces estas pequeñas -o grandes- satisfacciones, compensan teniendo en cuenta la 0 ayudas a la investigación que tenemos los Profesores/as Asociados...sin olvidarme de que hay que esforzarse el triple cuando no estás -ni quieres estar- entre las camarillas de turno, babeando alrededor del Director del Departamento. En esto último, creo que no me diferencio tanto de mis queridos/as Fiscales...Un abrazo.

maria jesus moya dijo...

Yo también te agradezco mucho esta entrada. Me resulta muy útil esta información