jueves, 17 de enero de 2013

¡QUE BONITA PROFESIÓN!

De buena mañana, antes de llevar a mi hija a la universidad, en el desayuno comento con mi hijo economista las noticias del día.  Hoy nos hemos desayunado con el indulto de un conductor homicida (no suicida), defendido por el hermano de un alto cargo del PP y miembro del bufete donde trabaja el hijo del ministro: pienso en la familia del chico fallecido (de la edad de mi hijo) y se me humedecen  los ojos de rabia, y me acuerdo de otros indultos recientes.  También hemos hablado de la cuenta del extesorero del PP con 22 millones de euros en Suiza (sin duda honradamente ahorrados con su sueldo de senador), que se beneficia de la amnistía fiscal vigente. También ha aparecido el asunto del ático de Marbella.   Eso, hoy.  Ayer y anteayer, muchas más cosas.   Mi hijo, que sabe de mi irritación ante la corrupción y muchas veces ante la reacción de la Justicia ante la misma, comenta: ¡que bonita profesión la tuya, papá!

1 comentario:

PLD dijo...

Salva, ja saps que et seguim i ens agraden molt les teves opinions personals, pero trobem en falta que els hi fotis més canya ! Ja t'ho diu el teu pepe.
El teu cusí de Tgn
Poldo