jueves, 1 de agosto de 2013

CUESTIÓN DE COMPAÑERISMO

Peor que aquel compañero que nos deja el preso justo cuando se va de vacaciones; peor que el que se salta el turno de vacaciones quitándonos el nuestro; que el que antes de irse del Juzgado o en una sustitución despacha todo el papel con diligencias inútiles; que el que nos quita un lote de trabajo al que teníamos preferencia; que el que se da de baja ante una semana de juicios duros; que el que esquematiza hasta lo ininteligible el extracto, o no lo hace; que el que nos quita nuestros códigos de la mesa; que el pelota que saca ventajas con el Jefe; peor que el que se escaquea cuando hay que pagar un regalo o una cena; peor que el que no compra toga y usa la de los demás; peor incluso que el que hace a voleo la estadística cobrando siempre la productividad.   El comportamiento de los vocales elegidos del Consejo -en  términos de compañerismo y en mi opinión- es peor que todos los anteriores cuando votan para cualquier puesto no al mejor (por criterios de mérito acreditado y capacidad y con transparencia de porqué lo hacen), sino al afín, al asociado, sobre la base de su personalidad, de que está dentro de la Fiscalía o de España, o de que está fuera, porque ha sido Jefe o porque no lo ha sido, o por cualquier otra gansada que se les ocurre "ad hoc" y de la que solo nos enteramos por comunicaciones incompletas e interesadas de sus asociaciones y no de ellos.  O cuando hacen el apaño de uno para ti y otro para mi, o cuando ceden ante el deseo de la superioridad para apoyar a fulano o a mengano.  Porque a los primeros se les señala en todas las Fiscalías por quitarnos algo de confort, algo de comodidad profesional, nos meten algo más de trabajo o nos privan de algo de dinero.  Pero estos -cuando actúan así- nos quitan nuestra promoción profesional (en algunos casos provocando la salida voluntaria de fiscales de la Carrera), nos quitan nuestras expectativas legítimas, ningunean nuestros esfuerzos y nos causan un descreimiento y desconfianza en la institución a la que queremos y servimos; y además nos la quitan cuando les hemos elegido nosotros para estar ahí para que luchen por la defensa de nuestros intereses; y para poder seguir haciendo lo mismo, han establecido y mantienen una opacidad digna del proceso canónico medieval.    Ya no es solo que sean el instrumento necesario que requiere el poder político para influir en la Fiscalía; es que la cuestión tiene una vertiente de simple compañerismo.  Yo desde luego no apoyaría para ninguna raimunda a los que actúan de esa manera.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Salida voluntaria, cuando no forzosa, algo inimaginable hasta no hace tanto.
Nos asustaste con el post de ayer, pensábamos que te habías "Barberizado".
Yo puedo decir que ya he escuchado a varios compañeros plantearse la excedencia voluntaria, gente vocacional de hace años, pero es que nos encontramos ante una carrera sin promoción personal, gobernados por sátrapas e indocumentados -pásate por el foro y verás cómo la gente minimiza el que un juez hable con el fiscal sin haber acabado las sesiones, siendo que sólo le he visto defendiendo el derecho al juez imparcial a Pepe-, carrera aborregada -echan a un compañero en extrañísimas circunstancias y nadie se pregunta nada-, cuando no servil con el poder. A mí cada día me da más vergüenza decir que soy fiscal y si no fuese porque me ocurre como a otros, que el miedo a un trabajo privado es más fuerte que esa vergüenza, muy probablemente lo dejaría o miraría de opositar al 4º turno judicial.

Salvador Viada dijo...

Me haces gracia, anónimo; aunque no entiendo lo de "barberizado" si creo que entiendo el sentido. Mira, esta historia de la Fiscalía para mi es antigua. Yo he sido muy amigo de Eduardo; muy amigo. Y dejé de serlo poco a poco, a fuerza de decepciones pequeñas y grandes. A pesar de tantas cosas, me divierto recordando cosas del pasado con él, me río de anécdotas pasadas -hay muchas-, simpatizo mucho con su mujer y tenemos muchos amigos comunes. Como FGE y como jefe de la AF, creo que lo dejo claro aquí, y pongo mi nombre al decirlo. Así que no te asustes: pienso lo que pienso y no voy a cambiar: ayer -en un ejercicio de deportividad- el propio Eduardo me dijo "no cambies"; no hacía falta, claro, porque uno no escribe en un blog como éste para mercadear con los principios. Como mucho me voy a cansar, pero mientras pueda, aquí voy a estar y en la misma línea. Un saludo

Anónimo dijo...

Estimado Sr. Viada:

Barbero es un nick adoptado por uno de los peores seres que el bestiario de Fortuny ha dejado libre. Si relee comentarios de alguno de sus post donde ha tenido más intervenciones, verá que es un fiel sirviente del régimen, un paniaguado del sistema y otro fiel suyo, que es "Dark Fiscal" ha hecho referencia a él.
Supongo que lo de "barberizado" se referirá a que con el anterior post parecía que le habían comprado con una comida o cena, cosa que los más fieles a este blog sabemos que es una infamia, de ahí "barberizarse", hacerse un leal súbdito.

Salvador Viada dijo...

Pues gracias, Anónimo. Me hace reír la cosa, de verdad, en buen plan. Claro que no me "Barberizo": antes dejo de escribir y punto. No estoy en venta, ni por una comida ni por una cena ni por un cargo: para mi desgracia, a lo que yo aspiro es a contribuir a cargarnos este sistema político fiscal-judicial que tenemos, que tanto me amarga profesionalmente. ¿Renuncio a algo en mi Carrera? Claro que no -como cualquier otro compañero-, pero lo que tenga que obtener ha de ser por mi trayectoria profesional. No soy un antisistema que quiere escalar en el sistema -como me escribieron el otro día para referirse a algunas personas que participan en este blog-: no creo que ninguno de los que frecuentamos esto seamos así; yo aspiro a contribuir a cambiar el sistema para mejorar la Justicia. Eso es duro y muy frustrante a veces, porque además no soy idiota y se que es una tarea casi imposible. Pero al menos que tengan que oír que no todo el mundo se calla.
Gracias por tu confianza, anónimo. Un abrazo

Anónimo dijo...

Alguien sabe de qué va exactamente la última parte de esto http://www.extraconfidencial.com/articulos.asp?idarticulo=12918 ? Quién es la que se va a quedar con el culo al aire?

Salvador Viada dijo...

Me sumo a casi todos los deseos del periodista del extraconfidencial, y con especial intensidad por el retorno a la Fiscalía del compañero expulsado. Y como no entiendo las verdaderas razones de su expulsión (no me trago que por no llevar una estadística te echen a la calle) tengo enorme curiosidad por el resultado de la investigación que dice haber terminado el redactor, se quede al culo al aire el que sea.

Anónimo dijo...

Encantador de serpientes: dícese del alto cargo o personaje público que, a pesar del enorme poder que ostenta, sabe comportarse en el trato personal con total ausencia de soberbia o arrogancia, por lo que suele ganarse la simpatía -a veces ya incondicional- de su amedrentado interlocutor.
Entre los miembros destacados del club podemos citar a Juan Alberto Belloch; Carlos Jimenez Villarejo; José Chamizo o nuestro Fiscal General, cuya simpatía y "deportividad" no puede hacernos olvidar que también es capaz, entre otras muchas cosas, de firmar sin pestañear la expulsión de un fiscal como Juan Antonio Frago.

Anónimo dijo...

Has olvidado a Ruíz-Gallardón? quien lo haya tratado -superficialmente, claro-, sabe que es un perfecto representante de esta cofradía.

Anónimo dijo...

Vaya, según este enlace los fiscales son obedientes de Gallardón y ya se ha dado la orden de no pedir su imputación
http://www.republica.com/2013/07/14/la-reforma-penal-de-gallardon-le-puede-beneficiar-al-ministro-de-justicia_677133/

vaya pandilla

Anónimo dijo...

Al autor del blog lo ha secuestrado un Barbero, pero no piden rescate por él. Una pena, porque me encantan estos contenidos y casi un mes sin ellos es para moriiiiir

Anónimo dijo...

Dejad al pobre Barbero en paz, que ya tiene suficiente con ser como es. Bueno, muchachos, os paso los mensajes de la jerarquía emitidos por twitter:

@SweetTowers 29 jun
A media mañana iré con mi madre a comprar una camisa a rayas. De manga corta, más desenfadada. Con bolsillito, para la estilográfica.

@SweetTowers 17 jun
Mi madre me ha comprado una funda para llevar el móvil en el cinturón. Igual que John Wayne, me ha dicho. Qué forma de reír camino de misa.

@SweetTowers 28 abr
Ahora que soy El fiscal, veo menos películas, leo menos, guiño peor a las damas y bailo con menos swing. Pero disparo mejor.

‏@SweetTowers 15 feb
¿Alguien, alguna vez, ha visto un vaquero de izquierdas? Pues eso quería decir, concretamente.

Pero para mí, la noción más preocupante:

@SweetTowers 19 nov
Constato preocupado que pocos en la Fiscalía bailan de forma canónica el foxtrot.

Salvador Viada dijo...

Muchas gracias, anónimo penúltimo; me ha hecho mucha gracia tu comentario... desde la playa; el misterioso Barbero no me ha hecho nada -por ahora-. Un saludo cordial