domingo, 23 de febrero de 2014

NO SIN MI TOGA

En nuestro pequeño mundo profesional, es bien sabido lo bien que escribe la fiscal Susana Gisbert. En el foro de fiscales ha colgado un artículo tranquilo sobre la utilidad del post-it, del posit, castellanizando el término.   Lo publica en el blog de una periodista amiga suya, especializada en Tribunales, que se llama "No sin mi toga".  Acaba ese blog de comenzar su andadura que espero que sea larga, porque lo que hay escrito hasta ahora vale la pena. La entrada sobre el primer juicio de la periodista me hace pensar que hay un aspecto en el trabajo de jueces y fiscales que se trata poco: el conocimiento de la realidad de acusados y víctimas.  Ya se que no hay tiempo, que nosotros vamos sobre todo al hecho.   Pero me pregunto si muchas veces no nos dejaremos cosas muy importantes -tanto para agravar como para atenuar- en la falta de investigación de los entornos familiares de las partes en conflicto.  La periodista pudo hacerlo en ese su primer caso, y el resultado está ahí.

1 comentario:

Antonio García Gómez dijo...

No conozco el blog, pero ahora mismo voy a mirarlo.
Por otra parte, totalmente de acuerdo con el contenido del artículo. Los fiscales vamos a los hechos, pero como decía Ortega: "Yo soy yo y mis circunstancias", y muchas veces las circunstancias condicionan la realidad...
No creo que fuera tan problemático pedir más informes psicológicos y sociales de los imputados, y en ocasiones también de los denunciantes y posibles víctimas, para discernir la auténtica realidad de los hechos.
Muchas veces detectaríamos denuncias falsas, intereses espurios, delitos sobrevenidos por las circunstancias, sin una clara intencionalidad, y una utilización abusiva del derecho penal...
Soy de los que piensan que una pequeña tasa, por ejemplo de 5 euros, a la hora de poner una denuncia, y de 50 para una querella, por ejemplo, ya que quien está dispuesto a pagar a un abogado y a un procurador, no creo que le suponga mucho pagar 50 euros más, serviría de eficaz filtro para evitar denuncias absurdas, carentes de base alguna, y que sólo sirven para hacernos perder el tiempo a todos...