martes, 15 de marzo de 2016

MUJERES ASESINADAS TRAS CONVIVIR CON UN MONSTRUO

Cada vez que en un telediario veo que otra mujer ha sido asesinada por su pareja es como una interpelación directa que siento: ¿que puedes hacer para ayudar a luchar contra esto?   ¿No hay manera de acabar con esta lacra indecente?  ¿Que clase de educación han recibido muchos hombres en España para que puedan llegar a realizar actos así?  ¿Pero que clase de gentuza es capaz de tratar así a su mujer o a la madre de sus hijos? El caso es que los asesinatos no parecen disminuir, sino todo lo contrario.  Hasta 12 mujeres han sido asesinadas este año por violencia machista.   ¿Nos damos cuenta realmente de la gravedad de la enfermedad social en la que vivimos?  Estrangulamientos, disparos, apuñalamientos, ahogamiento...  Doce mujeres asesinadas (8 tan solo en enero), algunas de ellas en presencia de sus hijos y de su propia madre.    El año pasado fueron 64, el anterior 59, hasta 85 en 2010.   Víctimas de personas a las que un día quisieron, a las que tal vez todavía en algún caso querían.     Hay más de 350 denuncias diarias por violencia de género en España.    Creo que estamos ante un problema de primera magnitud, un problema parejo al peor terrorismo en cuanto a sus efectos pero que según el CIS solo es percibido como tal por un porcentaje mínimo de españoles (un 1,6 por ciento).  Yo que todos los recursos que puedan dedicarse a abordar soluciones a este problema hay que considerarlo bien invertido -hay que buscar resultados hasta acabar con esa lacra-, y en cuanto a la Justicia, sabiendo como se que esta es un área de trabajo muy difícil para los fiscales y jueces de trinchera, les rindo aquí mi reconocimiento por su labor.