martes, 31 de enero de 2017

¿NO INTERESA ASCENDER EN LA FISCALÍA?

Llama poderosamente la atención la falta de interés que se demuestra en la Carrera Fiscal por ascender a la categoría primera (equiparada a Magistrado del Tribunal Supremo), a juzgar por el magro número de aspirantes a dichas plazas.  Es cierto que cada fiscal puede tener razones para aspirar a una plaza o no.  Pero colectivamente hablando el tema tiene interés.   Hay varias Fiscalías de Sala que han salido a concurso y no cuentan con más aspirante que el titular actual, que en algunos casos lleva ya dos mandatos en el puesto.   Aparentemente, nadie aparte del titular actual tiene interés en someter su mérito y capacidad para dichas jefaturas.  En plazas tan importantes y tan sugestivas desde un punto de vista profesional como la Fiscalía de la Audiencia Nacional o la Fiscalía Antidroga, solo hay 5 y 2 candidatos respectivamente, incluídos los actuales titulares.   Recordemos que pueden solicitar dichas plazas los fiscales que lleven más de 20 años de servicios y de esos hay casi 1000 fiscales.  En la Carrera Judicial, cuando queda vacante una plaza en el Tribunal Supremo, vemos muchos aspirantes para cada plaza y las ternas finales se convierten con frecuencia en ternas de cuatro o cinco candidatos.  ¿Que pasa entre nosotros?  27 Fiscales que aspiran a 10 plazas de Fiscal de Sala ¿porqué tan pocos entre más de 1000 candidatos posibles aspiran a mejorar en la Fiscalía, llegar al cénit de nuestra Carrera, ayudar a cambiar las cosas o a aportar el personal esfuerzo para hacer que las cosas vayan mejor? ¿Es desinterés o hay otras razones? Y si hubiera otras razones, ¿no convendría intentar detectarlas y combatirlas?

4 comentarios:

José dijo...

Tal vez Sr. Viada , hay muchos Fiscales que no les interesa por muchas razones trasladarse a Madrid. Por supuesto, España no es solo Madrid o Barcelona, en otra època capital española de la cultura , por supuesto muy antes. O bien no son todo lo sugestivas las fiscalias que se pregonan.

Anónimo dijo...

Más triste es que uno, que entró en la carrera ya concierta edad, vea totalmente posible el jubilarse siendo de tercera ante la absoluta sequía de plazas de segunda de los últimos años.

Aunque esa, es otra canción.

Salvador Viada dijo...

Tengo muchas esperanzas en un recurso interpuesto por unos compañeros para corregir economicamente esa injusticia: hace unos meses que cruzo los dedos por eso

Anónimo dijo...

Buenas tardes Señor Viada,

A lo mejor lo que no interesa es ser fiscal. O mejor dicho, a lo mejor hay mucha gente que está asqueada siendo incluso joven. Son demasiadas "injusticias" que hacen que una carrera que podría ser una piña al final encuentre en cada uno sólo una intención de "guardar su parcela y evitar más problemas (en la mayor parte más trabajo)".

Enhorabuena por el Blog.