sábado, 29 de enero de 2011

OPORTUNIDAD PERDIDA

Cada vez que se habla en la Fiscalía de que entre en vigor una reforma de calado, sea penal o procesal, se oye decir a algún veterano "¡que no me llegue a tocar a mi!"  Y eso ocurre también entre los que pueblan los puestos clave en  la Carrera.  Algunos -incluso- se dedican a luchar porque los cambios no se produzcan; pero la realidad es que por más que algunos se llamen a si mismos profesionales o progresistas, el conservadurismo es una característica esencial en la Carrera Fiscal y creo que también en la judicial.  El PSOE, cuando llegó al poder en 2004, nombrando a un joven magistrado del Tribunal Supremo como Fiscal General, podía haber cambiado las cosas: optaron tan solo por "reequilibrar ideológicamente" los puestos de responsabilidad, con lo que han perpetuado el sistema.  No ha habido más cambios que los de personas, pero no de normas, no de actitudes (son -quizá somos- todos igual de conservadores), no de talante.  Donde mandaban unos, ahora lo hacen otros y mañana volverán los unos.  Pero los hábitos, las normas, la dependencia política, los horarios, las exigencias, los compromisos (o su falta), siguen siendo los mismos.  Y eso lo percibimos en el día a día de nuestro trabajo y de la función que desempeñamos.    Veo -por ejemplo- en Bagdad a un juez de instrucción español averiguando como se produjo un delito cometido contra un español, cuya competencia tiene atribuida la jurisdicción española y cuya investigación ordena el Tribunal Supremo.  Es noticia en todos los periódicos y televisiones.  Pero no veo allí ningún fiscal.

6 comentarios:

Una jurista dijo...

Porque la fiscalía, por una vez, es coherente con su postura en este caso (estemos o no de acuerdo). Buen finde

Lupo dijo...

¡Hombre!, veo que los viejos roqueros vuelven, no tenia noticias de tu mejora Salva, me alegro, siempre se echa de menos alguien con quien poder polemizar sin que nos argumente en clave políticamente correcta, enriquece y evita el atontamiento neuronal. Llego tarde a algunas entradas que me hubiera gustado comentar pero, por suerte “Nuevo en esto” ha comenzado el año inspirado y, salvo algún detalle, estoy de acuerdo con lo que nos ha expuesto en las entradas precedentes. Y dicho esto, ahí va mi toque realista-pesimista, ¿no tenéis sensación de estar hablando para una pared?, ¿Qué nos espera diferente cuando sea el PP quien ponga a los próximos Ministros de Justicia y FGE?. A veces creo que sacaría mas intentando convencer a mi Ficus benjamina que es un pastor alemán que intentando convencer a una mayoría bastante, o a una minoría con capacidad ejecutiva para ello, de que esto hay que cambiarlo, porque el futuro no alumbra mas que ir a peor… Salvo que Merkel o el europeo de turno también nos “intervenga” el “chiringuito” jurídico este.
Por cierto Una jurista, aparte de la coherencia o no de su postura jurídica, los Fiscales de la Audiencia Nacional ¿no están donde siempre?, unos sacando papel y otros, espero que los menos, intentando que no se les poche su “faisán” de turno, no sea que tito Rubalcaba se enfade. Y, ya puestos, confieso que me rindo, leyendo tu tiempo de curro con el personal “universitario” prometo no volver a quejarme del que me hacen perder con la “morralla” de la burocracia judicial

Una jurista dijo...

Lupo, ¡es genial verte de vuelta!. De los Fiscales de la Audiencia Nacional, en este momento solo salvo a uno, por cierto. Gracias por el "apoyo moral". Mis clases en el grupo de fin de semana en la Universidad terminaron ayer por este curso, por cierto. Me queda el de entre semana. Y al despedirme de ellos, me dieron un aplauso...vamos, que se me cayó la lagrimita. Casi me olvidé por un instante de mi director de departamento, de las compañeras más políticamente correctas que yo a las que pestañear con carita de ingenuas cerca de las altas instancias les cunde mucho más y mi precariedad laboral. En fin, que no tengo remedio. Un abrazo.

Nuevo en esto dijo...

Te creía perdido para la causa LUPO. Me apuntó a tu idea con el ficus, seguro que, al menos, no me pone las caras que mis compis cuando les manifiesto algunas de mis ideas en el café, porque rajar a las espaldas de los mandos lo que quieras pero ir de cara y por delante.... ni de coña

LUPO dijo...

Tranqui Nuevo en esto, ha sido un problema de carga de trabajo profesional y personal. ¿Sabes los que cuesta convencer a un ficus que es un pastor alemán?, pues casi como convencer a los mandos de la Fiscalía que somos Fiscales ciudadanos y no súbditos del "amen-jesús" como han tenido que ser ellos para medrar. Salvo excepciones claro. Y ¡ojo!, que estos no son injurias contra Fiscales, ni insultos, es autocrítica... como la del Villarejo... ¡... te joroba!

Maria Teresa Galvez dijo...

Si creo que la Fiscalia debería haber ido al reconocimiento judicial. Frente a la famlia de Couso, hubieramos ganado coherencia. Supongo que lo habran intentado cuando se confirmó que se aceptaba la ejecución de la asistencia juridica internacional y problemas de billetes, de servicios, de financiación lo habrán impedido

Respecto a los resultados del reconocimiento judicial van a ser importantes para definir si nos encontramos ante una desgracia humana en el marco de conflictos militares " casualities " o ante delitos contra la vida propiamente dichos

La diferencia es un mundo, y para empezar los hechos enmarcados en conflictos militares estan excluidos del sistema de alertas y busquedas de Interpol por ejemplo

Mi bienvenida al llanero solitario de justicia imparcial!!