miércoles, 27 de febrero de 2013

350

Me comunican las cifras finales de los fiscales en huelga tras un complicado recuento: gente que mandó la comunicación de que estaba en huelga no dijo si era juez o fiscal, gente lo comunicó después la huelga, gente  no señaló su destino... Todo eso -según me indican- ha supuesto un retraso en el meticuloso recuento que iba acompañada de consultas con el escalafón e incluso con llamadas personales.   Al final, 350 fiscales fuimos a la huelga el día 20.   Hombre, desde fuera puede no ser un gran un éxito, claro; especialmente si se compara con las cifras de los jueces que sí hay que considerar importantes.  Pero hay razones para el optimismo.   Yo había recibido el dato de cifras mucho más bajas el día 20.  Pero 350 son muchos fiscales para ser la primera vez que ejercemos ese derecho.  Me gusta que buena parte de esos fiscales son jóvenes (quizá los que tienen más razones para estar indignados por el peso de trabajo que soportan y porque no tienen ninguna responsabilidad sobre el desastre que mi generación -y las anteriores- les hemos dejado); ello me confirma en mi idea de que el cambio necesario en los hábitos y en el funcionamiento de la Fiscalía y de la Justicia, vendrá de la mano de las generaciones de fiscales más modernos.    La cifra de 350 (alguno hablaba de que los espartanos de las Termópilas eran bastantes menos) no es despreciable.   Sobre todo, son 350 que han demostrado que no tienen miedo; que han creído que había que comprometerse ante el estado tan deficiente de la Justicia española; y que han dado el paso adelante venciendo dudas e incertidumbres.    Esos fiscales, en quienes descansará en el futuro la investigación de los delitos, han mostrado hoy el coraje, el carácter y el compromiso con una Justicia independiente y de calidad, que más adelante van a necesitar en grandes dosis.  Yo creo que esos 350 (y me encanta estar entre ellos) en el futuro serán muchos más, y muchos más serán también los que dirán que estuvieron en nuestra primera protesta colectiva del 20 de febrero.

1 comentario:

Di Pietro dijo...

Esperemos que el mensaje y lo que representa de esos 350 se transmita. Que esos que ahora parecen pocos sean sólo la cabeza de un movimiento regenerador para conseguir un verdadero Poder Judicial independiente y fuerte y una Fiscalía imparcial, objetiva, de plena profesionalidad y legalidad.

Demos la bienvenida a un futuro esperanzador y a esos 350 valientes!

https://www.youtube.com/watch?v=UpxeqIVL3Ow