miércoles, 13 de febrero de 2013

LAS REDES SOCIALES AYUDARÁN AL CAMBIO

Hay esperanza.  Cuando veo el vídeo de lo que una muchacha les acaba de soltar en Portugal a los líderes de la Internacional Socialista, y el modo que lo ha hecho, veo que hay esperanza.



Hay fiscales, claro que si, que ahora, aunque intimidados por el aparato decimonónico establecido (y por la expulsión, totalmente desproporcionada en mi opinión, de un compañero en La Coruña, claro), se atreven a plantear en las redes sociales cuestiones relativas a sus sueldos, a los abusos de las jefaturas, a los repartos de trabajo, a la falta de democracia interna, a la opacidad del Consejo Fiscal, incluso a como vencer sus miedos.   Se dan cuenta de que no están solos, de que muchos tienen problemas comunes y que esos problemas tienen causas muy concretas que ya han detectado.  Ni siquiera la difusión de información denigratoria contra el disidente -que ha sido una práctica antigua bastante eficaz hasta hace poco- puede con la transparencia de lo que se habla en las redes.  Si alguno se cree que este cómodo status quo en el que están ahora instalados algunos fiscales y asociaciones se va a prolongar otra generación, creo que se equivocan.   Lo que ha dicho esa chica en Portugal es inspirador, como desafío de la juventud a unos mayores que hemos hecho las cosas muy mal.   El cambio ha de venir de ellos, de la generación de esa chica del vídeo, y espero que venga pronto.

5 comentarios:

Opositor dijo...

El cambio seguramente vendrá con nosotros, pero como le comenté en el último post, necesita también de gente como ud.

No sólo los jóvenes pueden luchar cambiar por cambiar las cosas, no sólo hace falta nuestra formación, nuestras ideas, nuevas tecnologías, valentía y ganas. También hace falta de los profesionales con experiencia, de la mediana edad, y de nuestros mayores, de su experiencia, de sus contactos, de sus vivencias, y conocimientos. Sin ellos es imposible, sin ellos puede ser demasiado tarde y pasar demasiado tiempo.

No se trata de la edad. Se trata de la honestidad, de la integridad y de la valentía.

http://vozpopuli.com/blogs/2149-jose-luis-ortin-es-la-hora-de-los-valientes

Está claro que no será fácil, ni rápido, pero creo que el cambio ya comienza a percibirse. El PJ, la Fiscalía han de responder de forma independiente, objetiva, imparcial y profesional a la última llamada que le queda a la ciudadanía en tan difíciles momentos. De ellos, de la sociedad civil, de unos medios de comunicación independientes, y de unos adecuados controles y balances eficaces depende que nuestra democracia lo sea de verdad o acabe fracasada.

Como dice la historia de Joseph Jarowski, un copo de nieve que se posa en un árbol no pesa casi nada y se funde rápido con un rayo de sol, pero poco a poco, copo a copo, uno detrás de otro, van acumulándose, hasta que en un determinado momento la rama se rompe.

No sabemos cuántos copos hacen falta, ni cuántos quedan, pero la rama acabará rompiéndose y las cosas cambiarán.

Un saludo.

PD. Con lo que estamos pasando los opositores, la época tan convulsa que nos ha tocado vivir, casos de corrupción diarios, y una total indignación como jóvenes, ¿Sabe cuál es el destino anhelado que comienza a cotizar entre muchos opositores? Fiscal Anticorrupción.

Anónimo dijo...

Aquí lo único que hay que hacer es dejarle de tener miedo a esta gente. Es de manicomio querer echar a un funcionario por una estadística con la que está cayendo. Me cuentan que en la época de Conde Pumpido, cuando hubo que hacer la de los políticos imputados, hubo que paralizar casi dos semanas anticorrupción para hacerla. Y es muy discutible que la "estadística" sea función de un fiscal. La gente de mediana edad y más mayores están con algo de miedo porque aquí se empieza con una estadística y se acaba expulsado por no comulgar con ellos con el rosario, ya se me entiende.
Ahora bien, lo de A Coruña entre los jóvenes está creando una situación de rechazo, porque es muy gordo que te echen y encima te casquen tres mil euros de multa, que esto ni en la privada te lo hacen, pero bueno, también se sabe, la Inspección son los padres y la niñera anda trasnochada.

Salvador Viada dijo...

De acuerdo, anónimo. Solo que las multas que le han cascado al compañero de La Coruña -si no recuerdo mal- pasaban de los 4000 euros.

Anónimo dijo...

La fiscalia está cada vez peor, nada que ver con hace quince años y esto necesita un cambio urgente.

Asesorias dijo...

Si el cambio sería para mejor que se haga ya.. Creo que el Gobierno recauda lo suficiente en cuanto a impuestos, solo esperamos que eso se pueda observar en mejoras para el bien común y ampliando la fuente de trabajo que tanta falta hace en nuestro país.