viernes, 9 de marzo de 2018

EL CONSEJO FISCAL SALIENTE Y NOMBRAMIENTOS DE FAVORITOS

Estamos de elecciones al Consejo Fiscal.  Ningún vocal ha dado cuenta de su gestión, lo cual siempre resulta anómalo cuando se trata de pedir a quienes te votaron antes que te vuelvan a votar.  Nadie de la Asociación de Fiscales explica, especialmente ahora que es cuando se pide a la Carrera que les den el apoyo para seguir en el CF, porque se apoyó por los vocales a un candidato cuando se sabía que era el favorito de unas personas investigadas por corrupción.

Recordemos las palabras del expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González,  al ex ministro Eduardo Zaplana que fueron interceptadas por orden judicial y que conocía el Consejo Fiscal cuando se votó la plaza:

Ignacio González: “Yo creo que a ver si podemos colocar el tema del fiscal Anticorrupción ¿sabes? Y… yo creo que va a ser él, si sale es cojonudo, porque el que quieren poner de fiscal… El que quieren poner de fiscal Anticorrupción, te digo yo a ti, que yo ya lo intenté en su día, pero no tenía no sé qué requisito. Él era el fiscal jefe de Madrid, que es un tío... bueno… se llama Moix, es un tío serio y bueno”.

Ese nombramiento, que vino acompañado de otros incluido el de una vocal del CF, acabó provocando la reprobación en el Parlamento del Fiscal General y un enorme desprestigio de la Fiscalía.   Sin duda un error de cálculo de la AF que tuvo malas consecuencias para todos, pero que requieren una explicación, en mi modesta opinión, como hubieran requerido también de la dimisión de los vocales en su momento.

Poco después se publicó en los medios otra conversación tremenda interceptada judicialmente entre el Sr. Zaplana y el investigado Sr. González.   Tuvo lugar antes de que acabara el plazo para presentar las instancias (una de  las cuales fue la mía) para la plaza.   La conversación autorizada judicialmente es del día 19 de enero de 2017, y el plazo vencía unos días después.  Transcribo su contenido:


Sr. Zaplana: Tengo una cosa que deciros a los dos (habla al Sr. González de un tal Àngel) que no tiene nada que ver con las cosas que estamos hablando.  Me dijo Aznar que lo hablara con Ángel.
Sr. González: ¿De?
Sr. Zaplana: Para que habléis los dos, que sois amigos, con Catalá.  De poner…bueno, poner…, el ya se lo gana por escalafón y por puntos.  Se va Zaragoza de Fiscal Jefe de la Audiencia Nacional.
Sr. González: ¿Tu amigo?
Sr. Zaplana: Se va jodido.  Está de segundo, de Teniente Fiscal.
Sr. González: ¿No lo iban  a poner de primero aquí? ¿No lo iban a poner aquí?
Sr. Zaplana: Si, pero para asegurar.

¿Como sabían esos dos que Zaragoza no iba a continuar?  ¿Como se sabía que el amigo de Zaplana pedía la plaza?    Solo podía salir su favorito con los votos de vocales en el CF y esos vocales fueron otra vez los de la AF.   ¿Como es posible que de esto tampoco se den explicaciones?  Entiendo que no sabían los vocales nada de esa conversaciones, pero una vez sabido este hecho, alguna explicación -incluso alguna disculpa- se hace ahora necesaria cuando llega el momento de analizar la gestión y de reclamar el voto.   ¿Tampoco va a pasar nada por esto?

Somos fiscales y estas cosas no las aguantamos cuando afectan a terceros.  ¿Las tenemos que aguantar entre nosotros?

No hay comentarios: