lunes, 12 de marzo de 2018

PORQUÉ NO NOS DEFIENDE EL CONSEJO FISCAL

En realidad es una evidencia que el Consejo Fiscal, para mejorar las condiciones de trabajo y de prestación del servicio de los fiscales, ha valido hasta ahora para muy poco.  En los últimos 16 años, al menos, todo ha ido deteriorándose, al reducirse sueldos y plantillas, incrementarse el trabajo y no hacerse baremos de cargas laborales, implementarse un sistema informático indigno, desobedecerse la ley sobre valoración de méritos, mantener la opacidad en la actuación del Consejo y ignorar el clamor de fiscales que buscan salida a la falta de movilidad en la Carrera.   ¿Como es posible que no hagan nada sobre esos temas nuestros representantes en el CF, y al tiempo consigan que la generalidad de las jefaturas y puestos de responsabilidad recaigan en asociados a las asociaciones a que pertenecen?   Pues la respuesta está en la pregunta.   No pelean porque si lo hicieran no les nombrarían.   Hoy lo más llamativo es la actuación de la AF, que tiene mayoría en el CF desde hace 30 años, pero en otros tiempos fue la UPF.
Veamos:
La anterior Presidenta de la AF es desde hace unas semanas fiscal jefe de Barcelona  y candidata al Consejo Fiscal.
La anterior, Fiscal Jefe de un TSJ.
El anterior, Miembro Nacional de Eurojust.
El actual Portavoz es desde hace un año, Fiscal Jefe de la Audiencia Nacional.
El anterior es ni más ni menos que asesor del Ministro de Justicia, que sin duda valoró su lucha por nuestros derechos ante el Ministerio.
Dos vocales de la AF del actual CF han promocionado a puestos de libre designación, como ocurrió también en el CF anterior.

Añado este cuadrito que copio de una compañera de la UPF (por la que tengo afecto y respeto) que ha tenido a bien publicar confiando en su exactitud.   Da una idea de lo que hablo:


No hay texto alternativo automático disponible.

Sin contar las Fiscalías de Sala, una asociación (la AF) que no suma el 20 por ciento de los fiscales de la Carrera, se ha dedicado a copar los puestos de mayor responsabilidad prometiendo ayudarnos a todos desde el CF.  Este cuadro me parece el resumen de un expolio profesional.   Aparte del hecho de que ellos mismos se apoyan en el CF, ¿Los hubieran elegido si se hubiera tratado de talibanes en la defensa de los compañeros?  ¿Están en condiciones esas personas -incluso con buena voluntad- de enfrentarse al poder ejecutivo por los derechos de los fiscales?  A mi me parece que ni de broma.  El Gobierno elige a quien le conviene, pero el problema es que quien le conviene al Gobierno resulta que se presenta -y los elegimos- como nuestros representantes para que nos defiendan frente al Gobierno.   Total, cambios no va a haber como no ha habido durante décadas.  Salvo, claro, que los fiscales empiecen a elegir a quienes les conviene solo a los fiscales, no a los Gobiernos.

No hay comentarios: