lunes, 23 de enero de 2012

DICTADORES

Recomiendo la lectura de la entrada titulada "Delincuentes Comunes", de la bloguera cubana Yoani Sánchez, para hacerse cargo del grado de opresión en el que tienen que vivir los cubanos a quienes la dictadura no les gusta nada.   Hace unos días se ha dejado morir otro disidente cubano -Wilman Villar, un hombre de 31 años- en prisión, de hambre y por la libertad; y ahora el régimen lo califica de vulgar malhechor.   Siento mucho lo que ese héroe se ha visto obligado a hacer y repudio los métodos de un sistema político que excluye -enviando a la prisión o al exilio- a quienes quieren mejorar su país a través de la instauración de la democracia.   Me pregunto cuando acabará esa pesadilla.

1 comentario:

Una jurista dijo...

Very moving, Salva. Thank you xx