miércoles, 3 de abril de 2013

SOLO SI HAY PRUEBAS

El Fiscal solo debe guiarse por las pruebas y por la ley.  A estas alturas de mi vida profesional me fío relativamente de la gente, y siempre sobre la base de su trayectoria profesional.   En la Carrera fiscal se acaba conociendo como es cada cual y como trabaja.  Por ello confío en los fiscales anticorrupción de Baleares de entre los que conozco a uno y valoro profesionalmente al conjunto de ellos.   Han sido rectos y extremadamente profesionales a lo largo de estos años de lucha contra la corrupción que asoló las islas y la vida política de Baleares.  En su día se enfrentaron a su jefe por la imputación de Matas y llevaron su discrepancia al Consejo Fiscal -cosa no demasiado frecuente en esta Carrera-.  Soportaron presiones, campañas mediáticas, acosos y algunas otras cosas. Y se mantuvieron firmes.  Su decisión de recurrir la imputación de la hija del Rey solo la contemplo desde una óptica profesional, sin conocer el asunto más que por lo que leo en la prensa.  Naturalmente que hay la sospecha de que la iniciativa del recurso no sea de ellos, pero a estos fiscales les avala su trayectoria.   Estoy seguro de que si tienen pruebas suficientes contra la Infanta y contra cualquiera, no habría orden que les parara.  Creo que ellos –como yo- piensan que la ley ha de ser igual para todos aunque el día a día nos evidencia lo contrario.  Creo que ellos, como yo, no tienen respeto reverencial hacia nadie.  Y creo que para ellos, nadie está por encima de la ley, sea éste quien sea.  Estoy convencido de que recurren la imputación solo porque no tienen pruebas suficientes, o creen que no tienen pruebas suficientes.    Y creo que el día que tengan esas pruebas, si ese día llega, no podrán quebrar su criterio por fuertes que sean las presiones.  Claro que pienso en el Juez, del que considero que también ha tenido una actuación implacable contra la corrupción.   Pero quien tiene que valorar si hay pruebas para llevar a alguien al banquillo es el Fiscal y puede tener un criterio independiente al del Juez. Si me equivoco con mis compañeros voy a tener una enorme decepción; pero estoy seguro de que con ellos la representación de la Fiscalía está en buenas manos.

NOTA: Dicho lo cual he de decir en aras de la verdad, que leída la resolución del Juez me parece muy bien fundada en el terreno de la valoración de indicios.  Ahora espero con mucho interés el recurso del Fiscal.

9 comentarios:

Alberto dijo...

Coincido en lo esencial contigo pero, para imputar bastan indicios, no? Y, por otra parte, cuántos recursos has visto en tu vida profesional interpuestos por la Fiscalía contra un auto de copy&paste en el que se acuerda oír en declaración a un imputado? Yo, nunca.

Pues en uno de 19 folios me imagino que el Juez lo ha sopesado, no?

Un saludo

Salvador Viada dijo...

Yo no he recurrido nunca una resolución así, la verdad.

Pilar dijo...

Me parece, tu entrada, un buen ejemplo de compañerismo bien entendido. Gracias Salva por la parte que nos toca a todos.

Anónimo dijo...

Pues yo, sólo veo la larga mano de Antonio Salinas y un pulso de éste contra Castro, o al revés.

Un esperpento más como el de Gómez frente a Ruz.

Anónimo dijo...

Seré ingenuo? puede ser, pero coincido al cien por cien con el artículo. Podria ser que estos fiscales se equivocasen en su decision. Aqui nadie tiene una bola de cristal, y ya resolverà la Audiencia. Ahora bien, tambien es cierto que un fiscal sabe mejor que nadie que la diferencia muchas veces está en los detalles y en los matices, y que nadie conoce mejor una causa penal que el fiscal que la lleva. Por eso creo que opinar sobre la base de los titulares de un periòdico es al menos osado. Si los fiscales estàn siguiendo ordenes actuando contra su propio criterio, y tienen la madera de fiscal que Salvador les atribuye, no tendrian mas que decirlo. Hay mecsnismos y las ordenes de un superior jerárquico no son secretas.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Yo tampoco he recurrido nunca una imputación pero tampoco me he dedicado en exclusiva a un asunto de este calibre durante dos años.
Para el Fiscal hubiera sido más comodo no recurrir, ha demostrado una gran valentía.Si hubiera recibido una orden lo habría dicho como ya lo hizo con el anterior Fiscal General x la imputación de Matas. POr cierto está causa deriva del mismo procedimiento.

Marta dijo...

Totalmente de acuerdo.
(Palma Mallorca)

Anónimo dijo...

Órdenes directas no se reciben. Un comportamiento semejante sólo se espera de brutos o personas extremadamente arrogantes y no es el caso.
La manipulación del inferior siempre es algo más elaborada y se persigue alimentando sus pasiones, para forzarle a actuar "voluntariamente" según los intereses coyunturales del poder.
Son frecuentes:
- La vanidad. Todos somos vanidosos. Por lo que en un caso como este, se inicia un trato frecuente con el Fiscal. Con la excusa del interés público se multiplican los contactos directos, personales, en los que el alto cargo solicita su parecer, que simula seguir y valorar especialmente.
- La ambición. Todos deseamos progresar en nuestra profesión. En el clima de confianza anteriormente mencionado se desliza por el superior alguna insinuación, como de pasada, sobre tal o cual cargo próximamente vacante.
Si el procedimiento obtiene sus frutos -y los obtiene casi siempre-el inferior, sin necesidad de indicación alguna, para no frustrar las expectativas profesionales que él mismo se ha creado, actuará conforme piensa que se espera de él.
Por ejemplo, oponiéndose a una imputación a todas luces procedente.

Anónimo dijo...

El último comentario resume la cuestión con total realismo.