martes, 30 de abril de 2013

UNA REFLEXIÓN SOBRE LOS FISCALES SUSTITUTOS

Voy a transcribir literalmente un comentario de una fiscal sustituta, que ha dejado en otra entrada.  No se quien es, no se donde ha trabajado antes, y no se nada de su trayectoria aparte de lo que dice.  Pero creo que tiene razón en muchas cosas.  Especialmente en el despilfarro de experiencia que supone la supresión de fiscales sustitutos de vocación y calidad contrastada.   Quizá la palabra "odio" no sea la que mejor define el sentimiento de muchos titulares hacia los sustitutos, pero tampoco entiendo que no se vea a quienes han cubierto agujeros en las Fiscalías durante muchos años como a leales trabajadores de la Justicia y de la Fiscalía.   Y estoy un poco cansado de las generalizaciones sobre su competencia.  Hay de todo: en la Fiscalía, si dejas de estudiar tardas pocos años en ser un fósil, con oposición o sin oposición sacada.   Insisto: habría que dar una salida profesional en la Fiscalía a estas personas.


Por que los sustitutos merecemos tanto odio? Soy en la actualidad fiscal sustituta en paro, empecé en en el año 1992, preparé mis oposiciones y aprobé un ejercicio con muchas dificultades porque tenia que recorrer 200 kilómetros para cantar los temas , deje las oposiciones al quedarme embarazada de primera hija y cuando tenía dos meses empecé a sustituir como juez , durante tres años en un juzgado único, tuve un segundo hijo y solo pude disfrutar de dos meses de baja maternal , en tres años solo tuve diez días de vacaciones gracias a la solidaridad de mis compañeros titulares de un pueblo cercano. Dos años como secretario, diez como fiscal sustituto, un 8,45 de media en la carrera, cursos de doctorado, estudio Criminología,he trabajado en una de las Fiscalías de área más complicada de España y cinco en la jurisdicción de menores. He hecho mi trabajo con una auténtica vocación de servicio al ciudadano y con la mayor dignidad y profesionalidad de la que he sido capaz. Empecé en esto por que un juez titular se marchaba del juzgado y me convenció para que ocupara la sustitución y hasta hoy. No voy a hablar de todo lo que he visto en estos veinte años en los que he conocido muchos titulares y sustitutos y considero que tengo un conocimiento profundo de la administración de justicia tanto por el tiempo trabajado como por el hecho de que he trabajado en tres comunidades autónomas diferentes , simplemente decir que mi curriculum muy parecido al de otros muchos sustitutos , justifica mi profunda indignación hacia el trato que recibimos como se ve en los comentarios que constan en el foro.Solo un país como el nuestro, anclado en privilegios inmovilistas se permite la indecencia de prescindir de buenos profesionales cuando tiene una administración de justicia caótica..

9 comentarios:

Opositor dijo...

Estimado Salvador,

Soy uno de los 3925 opositores que hemos firmado la presente convocatoria para 50 plazas. La nota de corte se ha quedado en 74. Sólo han pasado 265, lo que supone menos de 7%. A lo que hay que sumar los 163 de la anterior en unas condiciones muy desiguales a la de ésta. En definitiva, para sacar plaza este año la tasa de éxito es cercana al 1%.

¿Sabe el talento que se ha quedado fuera? Gente con 3, 4, 5 años que ha sacado notas altísimas y no ha llegado al corte. Que canta los temas fabulosamente. Que ha sacrificado años de su vida, festivos, fines de semana, vacaciones, que le ha costado enfermedades, insomnio ... Y todo ello, sin recibir un euro. Sin cobrar como sustituto, costándonos el dinero y basándose simplemente en un sueño, en una vocación, en un amor por el derecho y la justicia. Y también con problemas personales y familiares, cada uno según su suerte.

Como sabe, los opositores no sólo sabemos 320 y pico temas, no sólo cantamos como loros, estamos al tanto de todas las innumerables y recientes reformas en todos los órdenes, fluctuaciones jurisprudenciales, casos prácticos, tenemos que tener fuerza de voluntad, valentía, sacrificio, buena expresión oral y compostura. Y quien saca una oposición también tiene buenas notas en la carrera, cursos, algunos también máster, la gran mayoría uno o dos idiomas, estancias en el extranjero ...

La convocatoria está ahí, y me consta que se han presentado muchos sustitutos, tienen oportunidad de demostrar todo lo que saben. Seguro que son buenos profesionales pero si no superaron las oposiciones en condiciones muchísimo más beneficiosas que las actuales, pues no sé si serán capaces de hacer los sacrificios que otros estamos intentando. Sacrificios y esfuerzos inhumanos, que repercuten en la salud. Y eso que el test ha sido eminente práctico, el primer oral comienza en menos de 20 días después del test, y el segundo en septiembre. Esta promoción tiene que competir con el menor número de plazas de la historia, el mayor número de reformas legislativas en los últimos tiempos, la segunda nota de corte más alta desde que hay test, y unos tiempos endiablados que dificultan extremadamente el estudio de 3 exámenes en 3 meses para que las escuelas no se queden vacías un año.

¿Y para los opositores no hay que buscar una salida profesional? ¿Estamos los jóvenes condenados al paro? ¿Nuestra única salida en este país es emigrar?

La verdad, parece que muchos grandes jueces, fiscales, vocales, no se acuerdan que algún día fueron nóveles y sin experiencia. No lo digo por usted Salvador.

Y muchos sustitutos pretenden consolidar una posición que no creo que por derecho les corresponda, y que pudieron haber aprobado en condiciones mucho más beneficiosas de las que otras generaciones jamás podremos ni soñar con ellas.

Y que conste que no hablo desde la rabia, el odio o la frustación por suspender, ya que soy uno de los aprobados. Pero si injusta es la situación de los sustitutos más aún me parece la de los opositores, y creo que también hay que reflejarla.

Es muy duro que haya mucha gente buena que lo vaya a abandonar, se vaya a quedar fuera. Pero estas carreras se accede principalmente por mérito y capacidad, y hay que demostrarlos. Y ellos seguro que los han demostrado, pero no de la manera que el resto lo peleamos, en una oposición. Aquí a nadie le aseguran nada. Y ellos debían de saberlo cuando accedieron como sustitutos, al igual que el resto lo supimos cuando iniciamos el largo y duro camino de opositores.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Soy abogado Fiscal sutituto desde hace 25 años. No estoy nada conforme con el comentario anterior, con todos los respetos. Yo también soy uno de esos opositores fracasados de los que se hablan. Me presenté en dos ocasiones a las oposiciones, cuando eran diferenciadas para Jueces y Fiscales. Estudié como el que más, cantaba los temas como los propios ángeles, y cumplia con mi preparador como ninguno, pero llegado el día tuve mala pata con la bolita que saqué. Tal vez fue el tema, que no era de los que mejor me sabía, o los nervios me traicionaron, y suspendí. Como persona me sentí fracasada, y me hundí, me sentí mal, porque soy persona, y por los azares de la vida, me enteré que una plaza de fiscales sustituto iba a quedar vacante, y me ofrecieron esta oportunidad. He trabajado como el que más. He llevado y despachado papel, y asuntos complicados en los que me he dejado la piel. He entrado en Sala a juicios complicados lidiando con abogados de campanilla, y he perdido horas y horas de sueño, y ahora, sin más, nos hacen hacer la maleta, e irnos a casita, a engrosar las listas del paro, y sin nigún reconocimiento.Leer el comentario anterior me duele, porque en España se sigue valorando al opositor que cante los temas de pura memoria y ya está. Yo me pregunto porqué se tiene que negar a una persona que ha seguido creciendo en conocimientos, estudiando como el que más, poniéndose al día en jurisprudencia, etc etc, no se le puede dar la oportunidad de consolidar su plaza? En Europa el sistema es totalmente distinto, He conocido a Jueces y Fiscales extranjeros (polacos, alemanes....) , y cuando les explico esl sistema de acceso en España a la carrera, se llevan las manos a la cabeza, cuando ellos pasan un concurso de méritos y una entrevista, y consolidan la plaza en dos años de periodo probatorio.. Y por eso, lo que critico es el sistema de acceso en este país. Y también critico a la forma que se termina tratando a algunos trabajadores en España. He estado 25 años trabajando, sin respiro, y por la manera en que se nos echa a la calle, lo que me vengo a considerar es un trabajador fracasado.

Opositor dijo...

Usted fue un opositor como yo, y yo podría ser un "fracasado" como usted (aunque nunca me consideraría tal). Usted defiende la consolidación de plazas de los sustitutos porque por diversas razones no se sacó la oposición. Yo aunque no me la saque, no quiero cambiar de opinión. Intentaría buscar trabajo en un despacho, irme al extranjero, ... Buscarme la vida.

Vamos a ser claros, y siento si con esto le hago daño, pero creo que todos somos mayorcitos. Hay que comenzar a ser una sociedad madura, realista y responsable.

Los sustitutos son "hackers" del sistema, la culpa no es suya, pero sí se aprovechan de una falla existente, y a lo mejor les dieron unas esperanzas de consolidación que eran falsas. Igual que al resto nos las dieron con 400 plazas, con dispensas, con año y medio para examinarse... Y con otras esperanzas esfumadas.

La falla del sistema es la falta de jueces y fiscales, y para cubrirla se utilizó un medio "hackeando" el sistema que eran los sustitutos. Accediendo jueces y fiscales por un medio que no es el ordinario y el legalmente previsto, que es la oposición por turno libre.

Usted se considera un fracasado, pero a mí me gustaría estar en su lugar. Ha tenido la oportunidad de ejercer como fiscal durante 25 años. En aquello que le gustaba, en su pasión. Y sin aprobar oposición. Seguramente si yo suspenda nunca pueda tener esa oportunidad. Creo que ese sistema se acabó y creo que no es el adecuado. No da independencia, inamovilidad,... Si suspendo, nunca podré ejercer de mi sueño. No como usted. Pero lo asumiré y seguiré mi vida y trataré de ser feliz.

¿Cómo cambian las cosas según el cristal como se mire, verdad?

Mire, sé que las oposiciones no son perfectas, y que es un sistema que puede ser injusto. Todos lo sabemos. Un tema, un mal día, los nervios, un día de buenos competidores, incluso examinarse antes del fútbol... Es un sistema humano. No hay sistema perfecto, pero eso es la oposición. Es más, es muy perjudicial para los opositores. Cierto conocimiento práctico, o inglés sería muy recomendable, también más dº europeo, como por ejemplo lo tienen los AE o un psicotécnico. Además son conocimientos que facilitarían la reincorporación al mercado de trabajo a quien abandone el empeño o simplemente no llegue a la cima. Y sobre los cambios legislativos… Es sencillamente un crimen de lesa humanidad, y si modifican la LECrim y el CP como pretenden en poco tiempo y sin vacatio legis pueden cargarse a todo un cuerpo de opositores con años de estudio (a lo mejor es lo que pretenden). Cuántas cosas hay mejorables en el acceso a la función jurisdiccional y fiscal!!

Pero decir que la oposición es "cantar los temas de pura memoria y ya está", me parece minusvalorarnos, despreciarnos. Eso que ustedes se quejan que les hacen los titulares. Simplemente porque somos jóvenes, sin años de experiencia (algo que se cura con la edad), ni tenemos asociaciones que nos respalden. No voy a cuestionar su relato, pero si ha sido opositor y dice eso, creo que no ha vivido de verdad lo que es una oposición y como transforma a la persona. Quien es opositor lo es para toda la vida, apruebe o suspenda.

Opositor dijo...


Mire, podemos discutir el sistema de acceso por oposición. Porque seguro que jueces y fiscales extranjeros se echan las manos a la cabeza con nuestro sistema de oposición, pero también se echarían las manos a la cabeza al ver como funciona el TC, cómo se nombran los altos cargos judiciales y fiscales, el CGPJ y el Consejo Fiscal, nuestra ley electoral, el nulo respeto al mandato parlamentario individual, la utilización del indulto, financiación partidos políticos... Creo que no hace falta que siga.

Por lo que si se toca el sistema, que sea a mejor y con valoración de mérito y capacidad, no quiero jueces ni fiscales políticos al servicio del poder. Y si se toca que se avise y con tiempo. Que no estamos 4000 personas sacrificando los mejores años de nuestra vida para que ahora unos 2000 sustitutos pretendan cambiar el sistema para mantener un trabajo que era interino, y debía ser transitorio y temporal, y que muchos han ocupado más de 25 de años. A ver si ahora se va a acceder a judicatura y fiscalía por usucapión. ¿Qué será la siguiente? ¿También se va a computar el tiempo del poseedor actual al del heredero y pasar las plazas de padres a hijos?

A usted le apena mi mensaje, y a mí me apena el suyo. Con todo el respeto que me merece, pero refleja a mi parecer muchas actitudes por las cuales nos hallamos en la situación actual: vivir del crédito, pretender derechos que no se ostentan, falta de realismo, falta de responsabilidad, defensa de los intereses de individuales en detrimento de los generales... Actitudes que será mi generación la que tenga que pagar.

Un saludo y suerte

Anónimo dijo...

Tengo entre mis amigos fiscales sustitutos de gran valia profesional a los que algun jefe o preboste de la carrera fiscal animo a presentarse a las oposiciones en la seguridad de que sacarian la plaza. Yo mismo intente convencerles de ello. Nunca quisieron sacar plaza porque ello les obligaria abandonar su comunidad de origen. Todo tiene su precio y realmente el sistema de acceso por oposicion no sera el ideal pero si el mas objetivo. No todos tenemos el acceso al amigo q nos invita a hacer una sustitucion por 20 anos y si en cambio todos pueden firmar la oposicion. En mi epoca el cuerpo d opositores era d 7000 y aqui estoy . No me considero excepcional pero lo cierto es que si que tenia y tengo vocacion y por eso saque la oposicion., amigos aparte . Y claro me aleje de mi casa , de mis amigos y de mi gente ....y tuve hijos y problemas laborales y personales como toda persona humana sea de carrera o no...y siento la situacion d los sustitutos hoy dia pero esto es como la cigarra y la hormiga tampoco a los titulares se nos regala nada .

Anónimo dijo...

Sin comentarios opositor. No voy a entrar a discutir, ni tampoco pretendo convencerle. Cada uno defiende lo suyo y punto. Un saludo y suerte en la vida

Anónimo dijo...

Soy fiscal de carrera y puedo decir orgulloso que las personas de mejor trato que me he encontrado en fiscalía, hasta la fecha, han sido los sustitutos. Dicho esto, el sistema nos ha llevado a donde estamos, por un lado, fiscales de carrera lejos de sus casas viendo cómo hay sustitutos en sitios de complicado acceso (como Valencia o Zaragoza, por poner algunos ejemplos) y pasan a generar inquina contra los sustitutos. Fiscales sustitutos que llegan y son los apagafuegos (sobre todo para desplazamientos a pueblos, causas que los titulares abandonan cuando pueden y con la aquiescencia de los jefes, etc).
También es cierto que muchos, llegados a una edad, han abadonado la opción de las oposiciones y/o cuarto turno judicial (siempre me he preguntado por qué no lo había en fiscales), sea por no salir de su tierra de siempre, por ataduras familiares, comodidad o lo que sea.
El sistema de fiscalía no ha sido el más justo tampoco; desde 2007 bastaba un informe del fiscal jefe y no se renovaba a esa persona, informe no controlable por la jurisdicción al no ser en puridad una sanción y a ver el sustituto a quién podía llevar a un juicio a probar que su trabajo era correcto frente al criterio de un jefe. Por otro lado, el régimen de sustitutos no se adecuaba ni adecúa al dº comunitario, puesto que deben estar en paridad de derechos y obligaciones al sustituido (quizás es muy fuerte que lleven un caso complicado habiendo gente con muchos trienios de entre los titulares, pero no tiene sentido que un sustituto tenga voz pero no voto en Junta).
De todas las maneras, esto no son más que lamentaciones y disertaciones; hay lo que hay y quizás, digo sólo quizás, el que haya sustitutos pudiendo haber titulares, como con los jueces, de adscripción territorial hubiera sido lo ideal y no un fraude de ley.
En todo caso, peor era aún lo de los jueces sustitutos, habiendo visto como uno en una semana pasaba por 3 jurisdicciones distintas; ahí se le puede echar interés pero nunca habría calidad.
Ahora bien, ese hueco es absolutamente necesario que se rellene, bien con más plazas, bien haciendo una criba de buenos sustitutos contrastados y con pruebas para hacerlos de carrera o bien echando marcha atrás, porque fiscales y sobre todo jueces, se van a resentir con esta falta de refuerzo.

Salvador Viada dijo...

Respeto, opositor, porque lo recuerdo perfectamente, tu enorme sacrificio de años y años persiguiendo el objetivo. Pero creo que la objetividad de tu punto de vista se lastra por esa circunstancia. Hoy está el escalafón cubierto. Si no hay más plazas no es por que haya sustitutos; es porque el Gobierno no crea más. ¿Aceptarías -tras haber aprobado- sustituciones con interrupciones, aceptarías periodos de trabajo cortos, aceptarías que te mandaran a trabajar solo cuando un compañero estuviera de baja? Hace falta quien esté dispuesto a asumir esas condiciones de trabajo, y eso no te perjudica, opositor, en cuanto tal y tampoco lo hará cuando seas titular. Por otro lado, piensa en la situación de quien ha trabajado décadas en una Fiscalía y sencillamente, de la noche a la mañana, le echan. A mi me parece que eso no está bien, y que eso debería generar una reacción. Especialmente si consideras que la Justicia sigue muy mal, que los atrasos son tremendos (se tratan de reducir con tasas, o con supresión de las faltas o con una reforma procesal que por lo que llevo leído, asusta). En media Europa funciona satisfactoriamente un Cuerpo de Ayudantes del Fiscal, como en la Adminstración existe el Cuerpo de Gestión. Esa sería una salida para quienes han acreditado competencia y servido en la Fiscalía durante décadas. Eso no te perjudicaría a ti, opositor, beneficiaría el funcionamiento de la Justicia, reduciría costes, y también y no menos importante, mostraría algo de humanidad y justicia para quien ahora se ve en la calle. Cada caso de sustitutos es diferente, pero por eso, ha de haber espacio para analizar cada caso por separado. Yo estoy a favor.

Anónimo dijo...


He leído todos los comentarios que sobre la cuestión de los fiscales sustitutos se han publicado. En primer lugar, me gustaría decir que los comentarios del Sr. Viada resultan estimulantes como modelo de excelencia en el ámbito de la justicia. Me encantaría llegar a su nivel de rigor, sabiduría y ecuanimidad. Ojala todos los profesionales de la justicia transmitieran la mitad del poso de justicia y conocimiento que destilan sus comentarios. Me quito el sombrero. Expongo mi caso, oposite 4 años, aprobé 2 ejercicios, lo deje, trabaje durante 1 año en una de las denominadas big four. Trabaje 4 años como Fiscal ( aprendí muchísimo),5 años como Juez sustituto ( aprendí también muchísimo, pero no he estado ni la mitad de bien que como Fiscal Sustituto, donde siempre te tratan de forma excelente). Y ahora, aprovechando todo ese bagaje me he incorporado a uno de los despachos más grandes ( no daremos nombres), y la verdad es que estoy encantado ( en el plano profesional y económico). No obstante, hecho un poco de menos el sentido de justicia que siempre había podido utilizar en mi practica profesional, aunque el derecho de defensa es igualmente un derecho fundamental a preservar. En fin, que hay vida más allá de las sustituciones. No obstante, como apunta el Sr. Viada, el tema no es establecer una guerra titulares o sustitutos, el tema es dar un servicio a la justicia de excelencia; y para ello hay que contar con gente que tenga vocación para el servicio; y lo que se esta haciendo ahora es desmoralizar a excelentes profesional y desmontar el sistema con la finalidad de que las elites políticas y económicas controlen al sistema judicial cuando debería ser a la inversa. En mi experiencia personal he visto sustitutos con grandes carencias teóricas, sustitutos que han adquirido oficio y prestan un buen servicio, y gente joven con ganas que han acabado resultando muy buenos profesionales; titulares, he visto grandes profesionales, gente burocratizada y fosilizada. En definitiva, de un caso no podemos hacer categoría; resultando cierto, que en lugares como los pueblos de Barcelona o Madrid difícilmente pueda darse un excelente servicio sin Fiscales Sustitutos; no digo excelente, si no almenos decente. Secundo la idea del Sr. Viada debería crearse la figura del Ayudante del Fiscal y tras un período largo en tal desempeño y tras pasar algún examen la posibilidad de acceder a la categoría de Fiscal. Ello permitiría acceder a excelentes expedientes académicos que ahora sencillamente optan por integrarse en una gran firma donde aseguran dinero y carrera profesional frente a una oposición que no garantiza nada de lo anterior, la opción inteligente es la primera. Busquemos la excelencia en el servicio y no la burocratización del mismo.