martes, 8 de abril de 2014

CARTA APIF AL FGE

La APIF acaba de solicitar la intervención del FGE en la situación planteada en la Fiscalía de Madrid, derivada de la nueva organización de la misma que se ha diseñado por la Jefatura.   La carta está colgada en la web de la asociación.    Son muchos los compañeros que llevan viviendo en esa Jefatura momentos complicados, de incertidumbre, que se han prolongado durante muchos meses.   Estoy seguro de que todas las Jefaturas quieren que la Fiscalía funcione bien (y también la de Madrid), pero no lo quieren más que la mayoría de los fiscales que trabajan allí y no mucho más que aquellos a quienes nos preocupa el funcionamiento de la Institución y la situación profesional de los fiscales.   He defendido en público y en privado que las cosas en una Fiscalía funcionan mucho mejor si hay comunicación, confianza y tranquilidad entre la plantilla y la jefatura.   Entre otras razones, ese es un motivo de peso por la cual la plantilla habría de ser oída en el nombramiento de su jefe, y porqué creo que los Decanos han de ser elegidos por las secciones que van a liderar y no por el Fiscal Jefe.   Esas relaciones con la plantilla se fortalecen cuanto mayor sea la capacidad de llegar a acuerdos, a aceptar que la razón no la tiene que tener uno siempre y porque si, porque haya sido elegido por el FGE a veces contendiendo con compañeros mucho más antiguos, con mucha más experiencia o con mucho mejor curruculum.    Por las características de nuestro sistema para designar a los mandos en la Carrera -de confianza con el FGE o con la asociación profesional preponderante-, esa confianza ha de construirse generando auctoritas entre los compañeros mucho más que apoyándose en la potestas derivada del nombramiento.