domingo, 16 de octubre de 2011

PILAR JIMÉNEZ BADOS

En el Congreso de Málaga ha dejado de ser Portavoz de la Asociación de Fiscales (asociación que ha sido durante muchos años parte de mi vida profesional), tras haberla dirigido con indudable éxito.  Contribuyó a la gran victoria de la AF en las elecciones al Consejo Fiscal, aumentando al tiempo la afiliación, y se amarró a los principios de independencia política plantando cara al FGE cuando lo entendió necesario.  Y además, manteniendo siempre un tono cordial frente a la crítica.   Se que algunas cosas que he dicho en Justicia Imparcial o durante la campaña electoral sobre la AF no le hicieron gracia, pero siempre fue respetuosa conmigo, haciéndome notar que nuestra amistad de más de 25 años estaba por encima.   Cuando critico a la AF, lo hago pensando primero y varias veces, en no señalar o molestar ni siquiera indirectamente a los amigos que tengo allí (y durante estos años y principalmente, a Pilar); y luego pensando -ingenuamente sin duda- que a lo mejor alguien desde dentro les ayudará algún día a corregir el rumbo para poder representar a todos los fiscales y no solo a los de un sector ideológico muy determinado.   Ahora, que viene el PP lo vamos a ver con toda claridad: con ese partido tendrá una mayor influencia la AF.  Para estos tiempos que vienen me hubiera gustado, como fiscal no asociado a la AF, que Pilar -que sigue en la Ejecutiva- fuera la cara visible, el interlocutor con un Gobierno que les dará cosas importantes, pero que también les exigirá cosas a cambio.   Sobre todo porque esas cosas a veces no son propiedad de ninguna asociación.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Esto suena a "virgencita me quede como estoy" y algo subjetivo , claro que para eso es un blog . Si se me permite , no la conozco de cerca pero desde luego no me parece que haya perseguido grandes logros ni por la Carrera ,ni por la AF . No creo que la eche de menos a frente de la AF y me parece bien el cambio de cara por variar en algo porque se espera el mismo pronóstico : colocar a sus afines y hacer listas negras .