jueves, 18 de julio de 2013

ACTO EN EL COLEGIO DE ABOGADOS

La Sala estaba casi llena, y es grande.   Asistieron algunos magistrados del Tribunal Supremo, algunos fiscales (pocos), bastantes jueces y magistrados, muchos abogados jóvenes y también hubo varios periodistas.    El acto estaba organizado por la Plataforma Cívica por la Independencia Judicial y por la Asociación de abogados jóvenes.   Ignacio Gordillo fue el maestro de ceremonias.  El tono general de los discursos y de las intervenciones era de amargura y tristeza por el estado de la Justicia, por las reformas de Gallardón, por el sometimiento del Poder Judicial a través del control político del CGPJ (bautizado como Consejo Vichy, por tener naturaleza colaboracionista), por la politización de la Fiscalía, por la corrupción que abochorna a las personas decentes.   Una joven demandó que se "hiciera algo" para acabar con tanta basura.    Hacer algo.   Desde luego no hay nada que hacer mientras los políticos controlen la Justicia y mientras quienes no estén de acuerdo con esto no digan basta.   Porque ese control no es un simple juego de acumular poder, sino que es un fin para salvaguardar sus intereses.   La intervención de Juan Antonio Frago fue emocionante y templada: no hizo una descripción de su caso particular salvo en aspectos muy concretos (conozco la resolución por la que se le sanciona, y creo que tenía motivos mil para cebarse) y puso de manifiesto la fijación de la jerarquía por incrementar la dependencia en el seno de la Fiscalía.

Politización extrema en la Fiscalía, unidad de actuación, reducción de la libertad de criterio, con sanciones gravísimas a la disidencia.   Esta situación inhabilita al Ministerio Fiscal para convertirse en el sujeto central de un proceso moderno.   Y por ello, condena a la Justicia española al mantenimiento del Juez de Instrucción, a más atraso, a menores garantías para los ciudadanos y a mayor impunidad para los poderosos.   ¿No vamos los fiscales a luchar contra esto?  ¿Que queda de nuestras ilusiones de una Justicia igual para todos?

1 comentario:

Dark Fiscal dijo...

De momento nos queda un cada vez mas desnaturalizado Estatuto y el reglamento del 69, aunque por poco tiempo. Ahora veo que ese afán por cambiarlo es porque quienes mandan lo consideran demasiado progresista, al reconocerle a los Fiscales de a pie, osado el, algún derecho, aunque sea al pataleo. No están contra la disidencia, es que están contra todo lo que vaya contra el pensamiento único, basta ver las furibundas entradas de alguno cuando en este foro se atiza al mando excediendo la continencia a la que nos autosometemos algunos, usando, eso si, un anonimato que si para nosotros es cuestión de legítima defensa para ellos es mera cobardía, de los que callando otorgan y de los que no tienen ni siquiera el valor de quitarse la careta y decirnos a la cara que nos olvidemos de una justicia mejor o mas eficaz (ese caso Afinsa), que en Fiscalía interesa controlar a quienes se nombran para una escasa centena de puestos y manejar así una institución que empezó por mancharse de polvo las togas y va camino de disfrutar chapoteando en el lodazal.