martes, 8 de julio de 2008

¿CÁNDIDO CONDE PUMPIDO, PRESIDENTE DEL TRIBUNAL SUPREMO?

En la Fiscalía del Supremo todo eran hoy especulaciones sobre la noticia de que el actual Fiscal General podría ser nombrado Presidente del CGPJ y del TS tras las negociaciones políticas pendientes. No se si darle mucha credibilidad a lo que se señala (pensemos que un par de días atrás los nombres barajados eran diferentes), pero como se ve todo el mundo acepta con naturalidad que lo primero que se discute es el nombre del Presidente, para luego decidir quienes serán aquellos que lo elegirán libremente.

3 comentarios:

LUPO dijo...

Una de refranes.

Teniendo en cuenta que CANDIDO ha sido el ideólogo o el ejecutor (¡que mas da!) del mas nefando criterio empleado para regir una Fiscalía de un estado que se supone democrático como el famoso “reequilibrio ideológico” ¿aplicamos eso de “a enemigo que huye puente de plata” o, vistos los antecedentes (cuasi criminales por lo que algunos supusieron de atentado a la división de poderes) de pasados FGE, nos quedamos con lo de “otro vendrá que bueno me hará” o el “mas vale malo conocido que bueno por conocer”, o el siempre socorrido “virgencita, virgencita, que me quede como estoy”?

Por otro lado, viendo lo que ha montado como Jefe de "parte" del Poder Judicial (la parte mas debil, obviamente), miedo me da pensar las "ocurrencias" que como Jefe Supremo del Poder Judicial "made in este país" se le pueden venir a la cabeza (si no las tiene ya, que me temo que si)

Uf, chico, que dilema

Pavel Popov dijo...

En su edición de 30 de junio, EL PAIS, apostaba por Ángel Juanes Peces, magistrado de la Sala Quinta o de lo Militar del Tribunal Supremo, y como "posible" a Margarita Robles de la Tercera o de lo Contencioso-Administrativo del mismo Tribunal. Ahora se añaden Cándido Conde-Pumpido Tourón (¿¿¿???), Fernando Ledesma Ramos, y Dámaso Ruiz-Jarabo.
Parece un mensaje en toda regla, porque:
1º.- Conde ha servido con lealtad acrisolada al gobierno que lo nombró primeramente, y luego lo revalidó cuatro años después. Si su noche más amarga fue aquélla en que recibió la llamada de ZP comunicándole que decidía nombrar en su lugar como Ministro de Justicia a Mariano Fernández Bermejo, la conclusión es terminante; Conde es útil donde está, y no debía entonces ni deberá serlo ahora, movido de un lugar a otro, por mucho que le pese al propio interesado; tendrá que aguantar otros tres años en el generalato del Ministerio Fiscal, recibiendo tortas por todas partes, y a cambio el dulce las tartas de felicitación que le envían los fiscales que afines a no a él, han promocionado (omito nombres).
2º.- Es pensable que Ledesma pueda tener aspiraciones mayores a las del cargo que ahora ocupa, y su nombramiento culminaría una carrera; pero para ello, se mutilaría definitivamente la comisión creada para la reforma legislativa en marcha (prometida por el entonces Ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar) y tendente a crear el sistema de doble instancia en los procedimientos penales (imposibilidad de recurso ordinario de apelación, por ejemplo en Sentencias dictadas por las Salas de lo Penal de la Audiencia Nacional -caso del 11M- o del Tribunal Supremo). La comisión ya hubo de prescindir de uno de sus mayores artífices -el hoy Ministro de Justicia, Bermejo- y no se aceptarían sacrificios añadidos a una cuestión que, aunque irrelevante para el ciudadano medio español, suscita continua condena por nuestros socios europeos.
3º. El hecho de que el magistrado Juanes haya sido publicitado por el BOE II (léase "El País") anticipadamente, ya da a entender, que se trata de una simple cortina de humo, que pretende enmascarar al verdadero candidato con ciertas miras a serlo; debe por tanto ser desechado al gual que Ruiz-Jarabo, pues ninguno de los dos tendría otra misión que servir de "teloneros" o simples "palmeros" acompañantes inocuos en una terna, y considerados poco mrenos que "objetos decorativos" o "marco" del lienzo a exponer.
4º.- Robles, es a diferencia de todos los anteriores, la única nombrada por dos veces ("El País" y "ABC"), y cuenta con los apoyos incondicionales de Fernando Ledesma (supuesto candidato, al que sirvió en el Ministerio de Justicia), y de la Vicepresidenta De La Vega (apuesta por la feminidad del poder, y verdadera comandante en jefe del gobierno, como se demostró con el nombramiento y cese como Ministro de Justicia de López Aguilar).
Yo apuesto por Margarita Robles
¿Alguien se atreve a desafiarme?.

Salvador Viada dijo...

Me gusta el análisis de Popov. Pero yo apuesto por alguien cuyo nombre no he visto todavía en la prensa, pero que está siempre en todas estas pomadas: Juan Antonio Xiol. Fue director General de Justicia con Ledesma, tiene un curriculum que acojona, y es ahora Presidente de la Sala 1ª. Esa es mi primera opción. Además, se habla de él en voz baja, para no quemarlo...