miércoles, 21 de enero de 2009

EL PRINCIPIO DEL FIN DE GUANTÁNAMO

No conozco entre mi círculo de amigos a nadie que no esté lleno de esperanza con la llegada a la Presidencia de los Estados Unidos, de Barak Obama. Mis amigos americanos del Tribunal Internacional guardan en ocasiones, banderines, pins y camisetas de su campaña electoral y me envían mensajes que muestran su ilusión en el cambio. Reconozco que yo también estoy muy esperanzado con Obama. Y como cualquier jurista con un mínimo de respeto por los derechos humanos tengo que felicitarme por la primera decisión adoptada por el Presidente de los Estados Unidos sobre Guantánamo. Ha suspendido temporalmente los juicios para estudiar la salida a esa situación. Ya he comentado en dias anteriores la difícil salida jurídica que tiene ese campo de concentración. Pero por fin va a abordarse la cuestión. Para ir siguiendo los pasos que se vayan dando, desde hoy añado el link de la Casa Blanca entre los favoritos de este blog.

2 comentarios:

miguel dijo...

Hoy sin duda es un gran día para la historia de los derechos humanos; pero lo que no llego a comprender es cómo estas infracciones de derechos fundamentales recogidos en las convenciones internacionales puedan quedar impunes. Esto nos hace ver que queda mucho camino para conseguir una justicia internacional que proteja los derechos humanos en todos los rincones del mundo, hoy por lo menos tenemos un poco más de esperanza

Pepe dijo...

Y quizás algún día mandatarios de países democráticos que se apartan de los principios de un Estado de Derecho de una manera tan clara y deleznable, puedan ser juzgados y condenados, y no sólo por la Historia.