lunes, 30 de mayo de 2011

IL SEGRETO

Un cardenal nuevo llega al Vaticano, y es recibido por un sacerdote que en tono misterioso le pregunta: La Sua Emminenzia crede, o e anche in el segreto?.  Este chiste malo me ha venido a la cabeza cuando leo la reseña de una conferencia del magistrado del Tribunal Supremo emérito, ex fiscal del Tribunal Supremo, ex presidente de la UPF y ex portavoz de JD,  José Antonio Martín Pallín, que en su día tuvo además un gran apoyo para ser nombrado Defensor del Pueblo.  No se si será verdad lo que dice, ojalá no lo sea, pero en todo caso Martín Pallín parece que nos quiere desvelar "el segreto" de la falta de independencia judicial.  El caso es gravísimo: vamos no cabe nada más grave, porque es la primera vez que  se habla por una voz muy autorizada de una campaña orquestada desde el Gobierno, a raíz de un "cabreo" de un alto cargo, involucrando a la Fiscalía y a algún magistrado del Tribunal Supremo para iniciar y mantener una acusación contra alguien, que además es también juez.  No se en que quedará la cosa, pero alguien debería hacer algo al respecto.  Apuesto, sin embargo, a que casi nadie se escandaliza.

2 comentarios:

maria jesus moya dijo...

Excelente título para esta entrada
Para el caso que fuera cierto lo manifestado en el artículo, mi curiosidad insaciable me lleva a preguntarme cuál será la razón verdadera y última para esta " conspiración" que se denuncia
Y también exigiría que se levantaran las alfombras y se barriera todo el polvo allí escondido
No puede haber matrimonio entre la Justicia y lo que en el lado oscuro de la política se llama " intereses inconfesables" o ,como se dice en el título de esta entrada "Segreto"

Salvador Viada dijo...

Bueno, Martín Pallín da marcha atrás. Leo una entrevista que le hacen

http://www.laopinioncoruna.es/espana/2011/06/01/jose-antonio-martin-pallin-garzon-probo-ley-memoria-historica-valia-vega-le-gusto/500898.html

y está claro que no mantiene lo dicho: ni la Fiscalía ni el Gobierno querían llegar hasta donde estamos; el instructor del Supremo llegó por azar y no por "conexiones" y quien supuestamente conectaría a los diferentes intervinientes, el ex ministro Belloch, no tiene nada que ver en todo esto.

Un calentón de boca de alguien que no le gusta lo que están haciendo sus compañeros en el Tribunal Supremo. Ya veremos que dice la Comisión Disciplinaria del CGPJ, si es que dice algo.