jueves, 26 de septiembre de 2013

BEGOÑA POLO

Tantos años en la Fiscalía (yo voy para 30) permiten darse cuenta de que hay algunos fiscales que nunca han dejado de luchar, de intentar desde su trabajo y desde fuera de él que la sociedad fuera mejor.   Si tengo que hacer de ellos una lista, pongo en primer lugar a mi compañera de promoción Begoña Polo, fiscal en el TS, luchadora infatigable siempre en defensa de los más desfavorecidos desde la Sección Civil.  Ha superado graves dificultades en el trabajo con una fortaleza, una elegancia y entereza que estoy seguro que muy pocos hubieran podido y con apoyos siempre escasos: al sistema no le gustan ese tipo de fiscales, pero a mi me encantan.    No la busquéis para tejemanejes, para chapuzas corporativas, para que se beneficie de apoyos a mayorías o minorías asociativas, para politiqueos u otras cosas que ocurren en las tripas de la Fiscalía.   Sus trincheras están en otra parte.  Número 2 de la promoción, llegó a Madrid con 23 años y tuvo que luchar -y vaya si lo hizo- para que se reconociera su posición y no fuera discriminada frente a compañeros varones.    Desde entonces, siempre con buen humor y cordialidad, firme ante la injusticia, y un ejemplo para quien tenga por ideal hacer más justa nuestra sociedad, caiga quien caiga.    Gracias, amiga.

2 comentarios:

Pilar Álvarez dijo...

Por lo que cuentas un ejemplo a seguir. Y vistas las cosas que siguen pasando en esta casa no lo habrá tenido nada fácil.
Un abrazo.

Salvador Viada dijo...

No lo sabes bien, querida Pilar.