miércoles, 25 de septiembre de 2013

¿NO HAN PODIDO CAMBIARLO?

En el último comunicado de la AF sobre el Consejo Fiscal leo con sorpresa, lo siguiente:

Séptimo.- 
Por el Fiscal Inspector se informa sobre el resultado de  las visitas de Inspección realizadas a las Fiscalías de Alcalá de Henares y Elx-Orihuela. En relación a la primera, reitera lo que ya se informó en el anterior Consejo y en relación a la segunda se informa del resultado de la misma, sin que se facilite el informe por tener carácter reservado.

Se formula queja por vocal de la AF en relación a la falta de reserva de las deliberaciones del Consejo Fiscal a propósito de la inspección de Alcalá de Henares y se recuerda que todos los vocales de la AF eran y son partidarios de la publicidad total de las actas, si bien la falta de unanimidad fue precisamente el motivo de que éstas sean secretas y tengan carácter reservado, a lo que todos venimos obligados.

No se si los todos los vocales de la AF "eran y son partidarios de la publicidad total de las actas" del Consejo Fiscal, o si "eran y son partidarios de la publicidad total de las actas" de la Inspección para el Consejo Fiscal. Si es lo primero, han disimulado como  campeones durante cuatro años.   Y se han mostrado muy poco eficaces para llevar a cabo durante cuatro años algo que prometieron a la Carrera para acceder al Consejo.   No solo ellos están hartos de tanto secreto.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Elx?, se han debido de poner ciegos de birra de Munchen y no se dan cuenta que curran en una Fiscalia a imagen y semejanza de la que había en la Polska comunista o en la extinta CCCP. Deberían aclarar en que idioma trabajar

Anónimo dijo...

Cari, ¿sacamos unos billetes para London y luego para Elx?...
Valientes gañanes.

Anónimo dijo...

¿Y el punto undécimo? ¿No habían archivado la denuncia de Frago por falsedad documental de su expediente?

Dark Fiscal dijo...

¡Ay señor señor, llévatelos pronto!... aunque algunos no han perdido el tiempo y se negociaron seguir en su puestecilo algunos años más.

Anónimo dijo...

Apreciado Dark Fiscal, ¿no lo dirás acaso por el canario o la asturiana? ¿o tal vez por otros?

Anónimo dijo...

Parece ser, por lo que se comenta, que para finales de octubre la juez de instrucción de la denuncia de Frago ha llamado a declarar a dos fiscales y una funcionaria y se ha pedido que se manden unos documentos que, al parecer, cierta persona emitió.
Las malas lenguas dicen también que el compañero encargado del asunto se ha dedicado mucho a escribir mala literatura y poco a intentar tapar un tema incómodo y ahora, ya contrarreloj, lo está intentando, pero, como os comento, con las declaraciones ya encima. Pudiera ser que el otoño-invierno sea una temporada interesante y no sólo a nivel de moda. ¿Tú sabes algo Salvador?

Anónimo dijo...

Disolución del consejo fiscal YA. Aunque mucho me temo que se dará eso de bueno te hará...

Salvador Viada dijo...

Anónimo penúltimo, se que en octubre van a tener lugar unas declaraciones en un Juzgado de La Coruña por la denuncia por falsedad de documentos de un fiscal. Se que la Fiscalía pide el archivo y se que la investigación continua. Y aunque deseo que si se han falsificado documentos para perjudicar a un fiscal haya gente que pague y que vaya incluso a prisión, lo cambiaría todo porque Frago, un fiscal con muy pocos años de servicio, con un hijo pequeño, que no cobra desde hace meses, y que ha sido injusta y abusivamente expulsado de la Carrera, ganara el contencioso y volviera a la Fiscalía.

Anónimo dijo...

Frago . Algunos que se hacen llamar "compañeros"(sic) le van tildando públicamente de desequilibrado ,tan panchos. Menos mal que somos fiscales. Carrerita esta la nuestra . Espero que tenga suerte, que gane el recurso , le indemnicen satisfactoriamente y que libremente decida si volver a esta casa . Yo en su caso me lo plantearía seriamente.

Anónimo dijo...

Un poco chirigota debe estar para sobrevivir en esa Fiscalia, que lo menos que se puede tildar es de casa de locos...aunque ahora se haya quedado sin guinda, con la que también se despachaban a gusto, por cierto, sólo que bien por detrás, no fuera a ser...Recuerda a la alcaldía de Las Doce Pruebas de Asterix (para quien lo haya leído) donde cada uno se dedica a resolver lo suyo, según los casos vender libros, sellar cierta clase de pozos o esperar su turno para medrar como la levadura: a base de aire y el sol que más caliente. Menos mal que, aunque no se lo crean, sin toga pasan inadvertidos.

Anónimo dijo...

yo hay una cosa que no entiendo: si hay una causa penal abierta por falsificaciones en el expediente -y no tengo razones para dudar de tu palabra Salvador- ¿cómo el Consejo y el FGE se atrevieron a echar a un compañero ante la -para un juez- fundada sospecha de que ha habido un delito contra el afectado?

Anónimo dijo...

A mí nadie me ha explicado por qué se le ha expulsado y mira que he preguntado y trabajo en Madrid en una fiscalía central independiente de Fortuny. Yo veo su blog y observo cosas muy buenas; su post de hoy sobre el derecho a no declararse culpable y la división en el supremo es soberbio. Y una persona así hace mucho más bien en la fiscalía que contra la fiscalía, porque todos sabemos también los zotes que hay, especialmente cuanto más digitales son los nombramientos y ya estoy en un sitio donde no puedo progresar si nadie se fija en mí y sin estar asociado muy mal asunto. En resumen, algo huele a podrido en Dinamarca.

Salvador Viada dijo...

Anónimos últimos, lo que ha ocurrido con Frago en mi opinión es un baldón ignominioso para la Fiscalía y para el Consejo Fiscal. El modo como se le ha tratado, la falta de garantías que ha padecido, la posición de la Fiscalía en todos los asuntos que afectan en vía penal o contenciosa respecto de ese compañero me dan mucho que pensar. Yo lo conozco poco, pero desde luego lo que yo conozco de él no se corresponde con las cosas que se dijeron de él (que traté de denunciar aquí con una entrada, "la calumnia"), y que en algunos fiscales han calado o eso dicen. En todo caso, su magnífico blog nos muestra un jurista jóven, preparado y con ilusión y ganas de cambiar las cosas que están mal. Quizá esto último sea su gran delito.