martes, 1 de octubre de 2013

JUAN ANTONIO GARCÍA JABALOY

Le debía esta entrada hace tiempo.  Fue el jefe de mi mujer en Eurojust, y ha sido un jefe considerado, educado, correctísimo, confiado y buena persona.  Cuando visité a mi mujer a La Haya (y lo hice muchas veces), le traté particularmente, usé su bicicleta, nos invitamos varias veces y siempre fue un encanto conmigo y con Marieta.   Un día, ya de regreso yo a Madrid, tuve un comentario desafortunado sobre él delante de quien valoro y aprecio mucho menos que a él.   Nunca me dijo nada, pero se que le hirió, y lo entiendo.   Ahora, cuando los equipos de la delegación española en La Haya han cambiado -una Juez de gran prestigio y experiencia, María Poza, ha sido elegida por el Ministerio como número dos de la oficina- me considero en la obligación de resaltar el comportamiento de este compañero que consiguió que la oficina española fuera un lugar muy agradable para trabajar, en el que se formó un auténtico equipo, y donde se luchó con eficacia y sin desmayo contra la delincuencia organizada.

1 comentario:

Salvador Viada dijo...

Anónimo, gracioso el chiste, pero no quiero malmeter nada, ni hacer mofa del FGE; lo que yo quiero es cambiar las cosas. A ver si se puede. Saludos