sábado, 16 de noviembre de 2013

SOBRE EL MINISTERIO FISCAL Y EL CASO DEL PRESTIGE

Nunca diré nada malo -ni en público ni en privado- de un fiscal que ha trabajado a reventar en un asunto y no ha visto sus pretensiones satisfechas.  Puedo recordar varios casos, y a mi también en una ocasión me ha ocurrido.   Pero creo necesario al hilo de un juicio de la complejidad del que se ha celebrado en La Coruña, que la Fiscalía reflexione sobre como actuar en ese tipo de procesos.   En el blog "En ocasiones veo reos", cuya lectura habitual recomiendo y practico, se hacen una serie de consideraciones de índole procesal y sustantiva que merecen ser tenidas en consideración.  Pero en concreto, entre nosotros, en la Fiscalía General, ¿se acepta lo ocurrido como otra tragedia, como otra catástrofe jurídica como la que ecológicamente fue el chapapote?  ¿Un caso más?  ¿Nada que cambiar?  ¿O siente alguien la necesidad de sentarse a pensar sobre como hay que actuar ante delitos de esta naturaleza, excepcionales, con enorme trascendencia social y mediática?  Con la cosa además, de que aquí cayó en un órgano jurisdiccional poco preparado (con numerosos jueces que llegan y se marchan a lo largo de la investigación) para un asunto de esta envergadura.  Por ejemplo, habría que reflexionar sobre el papel de las Fiscalías especiales en casos como estos.  ¿Basta con que den instrucciones o supervisen a los especialistas en la Sección de la Audiencia Provincial, o se trata de casos en los que han de intervenir de manera directa (art. 20.1.2.b del Estatuto)?  ¿No sería necesario en este tipo de casos, asignar a varios fiscales directamente al caso, al menos durante un periodo de tiempo que permitiera el impulso de la instrucción?  ¿No sería conveniente estudiar un poco más la cuestión de los fiscales especialistas, impidiendo su perpetuación, sometiendo a algún tipo de evaluación periódica a los elegidos?  La falta de cooperación de algunos Estados, ¿no debería propiciar una reflexión particular sobre este tema y trasladar a los organismos europeos esas deficiencias?   Sucede algo parecido que con los casos de corrupción institucional, no individual, que tenemos hoy en España.  La reacción de la Fiscalía no puede ser la misma que cuando se trata de asuntos voluminosos pero no desmedidos.    Ayer vi un reportaje muy interesante (y muy triste) en la Sexta en la que el ex juez Santiago Torres (ahora en la abogacía, donde le deseo toda la suerte del mundo) se lamentaba de que en un caso de corrupción municipal en Madrid le negaron todos los medios para trabajar que solicitó.   La Fiscalía ahí tiene ventaja, si tiene voluntad, claro.  Porque puede asignar recursos extraordinarios para casos extraordinarios;  hasta ahora no lo ha hecho, que yo sepa.    Pero puede hacerlo, y si se hace, yo afirmo -porque lo he visto en otros sitios- que funciona.   ¿No sería una buena idea ponerse a pensar un poco sobre eso?    Se me dirá que la manta es corta y que si se estira de un lado se descubre otro.  Pero yo contesto que hay casos en los que eso es una malísima excusa: en esos casos la Fiscalía no puede exhibir sus flaquezas porque se nos pierde el respeto.

Por otra parte, quiero enviar un abrazo a los fiscales que han trabajado en este caso.   Imagino que habrán tenido un disgusto profesional, pero solo puedo decir que estas cosas pasan a veces.   Quien debería aprender de lo ocurrido es la Institución.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Trabajar los de una fiscalía de Sala en algo? Salvador, se te ha dicho ya varias veces, esto no es Europa; al que le cae un muerto así se aguanta y si puede pide un concurso y que se lo quede uno más moderno.
Qué cosas tienes.

Anónimo dijo...

La propuesta es interesante, pero tiene como riesgo que desde Madrid quiera manejarse al asunto politicamente. Destinar especialistas ad-hoc para esos asuntos es peligroso. Creo que lo mejor es aumentar los medios y preparar bien a los distintos delegados antes que esperar a que desde Madrid les lleguen refuerzos. Un saludo

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Por cierto, se me olvidaba, mi felicitación para usted Salvador y para Frago por la valentía por cómo escriben y hacerlo sin tapujos. Como vi por aquí, elijo el anonimato por legítima defensa.

Anónimo dijo...

¿Dónde quedó eso de que los Fiscales Jefes asumían entre sus obligaciones la llevanza de los casos de mayor relevancia?. Ya me acuerdo, en el Reglamento, que, como otras normas franquistas, mejor no tocarlo para así tener la excusa de no cumplir obligaciones penosas. La misma excusa para echarle a Paco la culpa de vernos obligados a soltar a etarras y multi reincidentes de prisión.

maria Jesús moya dijo...

Desde que ingresé en la carrera, hace ya casi 20 años se nos ha hablado de la soledad del ministerio fiscal. El Fiscal solo frente a multitud de equipos de abogados, representantes de los diversos intereses particulares que confluyen en procesos judiciales extremadamente complejos
En mi modesta opinión esta noción expresa una mentalidad decimononica ineficiente para luchar contra la criminalidad siglo XXI
En mi opinión hay que abordar los grandes procesos con una perspectiva multidisciplinar, en equipo. Un fiscal no debe estar sólo. Hay que abarcar los aspectos d internacional, d maritimo, d mercantil etc. Debería incentivarse a los fiscales para profundizar estudio otras materias
Claro que para lograr esta aspiración de excelencia habría que asumir de verdad los principios de transparencia en la gestión pública y de acceso conforme a los principios de mérito y capacidad.
Para lograrlo deberian rechazarse los nombramientos directos, so pretexto de que son políticos y no técnicos. Deberían tramitarse con rigor los concursos, cuantas veces se dice que se oferta públicamente tal plaza pero que no se pida porque es para un compañero concreto. Incluso en una ocasión reciente se resolvió en secreto un concurso de dos plazas y una quedó desierta para no darmela a mi que fui la única solicitante
En fin, el fiscal actual es un gran técnico y abnegado servidor público, aunque nuestro sentido cívico lleve dos siglos de retraso

Anónimo dijo...

Silencio durante un tiempo y el recuerdo, como si fuese chapapote, se lo lleva el mar, como en el caso Frago, con los cabreos por los nombramientos a dedo, etc, etc. Total ¿hacemos algo?

Anónimo dijo...

El caso Prestige ha hecho el hazmerreir
http://www.lawyerpress.com/news/2013_11/1811_13_001.html

Anónimo dijo...


http://www.fiscal.es/Noticias/Detalle.html?c=FG_Actualidad_FA&cid=1247141199365&pageid=1240559967365&pagename=PFiscal%2FFG_Actualidad_FA%2FFGE_pintarActualidad&site=PFiscal

¿ Qué es eso de pericial realizada por la propia Fiscalía? En mi vida había oído tal cosa.

Anónimo dijo...

Eso lo habrá redactado algún becario al que obligaron a sustituir forzosamente a otro, igual que el que hizo el visado estaba sustituyendo forzosamente.

Pasan cosas muy raras en Fortuny.

Anónimo dijo...

Gran autocrítica de Fiscalia, que buenos y guapos somos. La culpa es de la Audiencia, la de La Coruña, que no sabe de penal, y la Nacional, que no sabe de Contenciosos ni del EMF, ni de expulsar fiscales por Contestatarios

Anónimo dijo...

Por favor, en la página web de Fiscal.es han colocado el documento referente al anuncio del recurso de casación contra la sentencia del prestige. Observar la fecha del escrito es de 22-11- 2012, hay que cuidar estas cosas el Ministerio Fiscal no puede ser chapucero, además lo anuncia un Fiscal distinto al que lo hizó.