lunes, 16 de diciembre de 2013

JOSÉ JIMÉNEZ VILLAREJO

Se ha ido otro grande.   Sin haberlo tratado mucho personalmente, ha sido un jurista de gran trayectoria, brillante como muy pocos y con una  oratoria cautivadora.   Un amigo mío, magistrado jubilado del Tribunal Supremo, me dice con frecuencia que él sólo había admirado profesionalmente a una persona, a Pepe Jiménez Villarejo.  Hoy, mi amigo estaba hundido.   Pepe fue asimismo inspiración profesional de su su hermano Carlos a quien no hay día que no recuerde como el gran Jefe profesional que yo he tenido -y que seguramente, tendré- en mi Carrera profesional.  He hablado con él y su dolor desgarrado me conmueve. Descanse en paz.

1 comentario:

Anónimo dijo...


Que gran Fiscal . Descansa en paz,buen compañero andaluz.