sábado, 7 de diciembre de 2013

NO ESTAMOS SOLOS

Hace unos años, poco antes de empezar a escribir aquí,  en la puerta de la Fiscalía del TS, hablando con un fiscal de la AF, a quien yo le reprochaba los abusos de las asociaciones presentes en el Consejo Fiscal, me dijo algo así: "como no te pongas en la puerta con una pancarta, no se que puedes hacer".  Hoy, pasados los años, veo que quienes no estamos conformes con abusos de las asociaciones mayoritarias, ni con la politización en nuestra institución ni en la Justicia, ni somos pocos ni estamos solos.  Solo que no estamos -hasta ahora- en comunicación.  Pero veo que hay muchos jueces y dos asociaciones que abominan de la situación.  Veo que hay una asociación de Inspectores de Hacienda que se queja de lo mismo.  Y veo lo mismo en los Colegios de Abogados y en los de Procuradores.  E igual al hablar de Policías, de Guardias Civiles; he contactado con algunos notarios y diplomáticos que piensan lo mismo.   Recomiendo un blog donde se habla de estas cosas, ¿Hay Derecho?   Y entre nosotros, se que hay muchos fiscales -asociados y no asociados- a los que esto que ocurre no les gusta nada.    Observad -por ejemplo- que hoy muy pocos en las conversaciones de despacho o café justifican las cosas que pasan aquí; quienes abusan, pasito a pasito, están retrocediendo.  En el foro de fiscales hay un tono reivindicativo mucho más que complaciente.  Poco a poco podemos conseguir -sin ser como los que ahora hacen aquí lo que les da la gana, y sin hacer lo mismo que ellos: así sería muy fácil- reconducir la Fiscalía: transparencia, objetividad, imparcialidad y coraje (como nos pide acertadamente Albert Lory en un comentario a la anterior entrada).   Imponiendo esos valores, cambiaremos las cosas; y sin necesidad de colocar una pancarta en  puerta de la Fiscalía General.

8 comentarios:

Isidro dijo...

Como dices Salvador, hay proyectos, hay personas y hay cooperación interconectada. La unión hace la fuerza, y HayDerecho es sólo una pieza más. Nadaesgratis, +democracia, Manifiesto por una nueva ley de partidos, Reconversión, Civio, Civismo, Instituto Juan de Mariana, Accors, incluso UPyD, Ciutadans y Movimiento Ciudadano, Partido X, etc.

La sociedad civil ha despertado y sabemos que depende de nosotros lo que construyamos, arreglemos o destruyamos. Lo que ahora son pequeñas piezas, engranajes, no es sino un gota malaya que se infiltrando y humedeciendo todos los resquicios del actual establishment obsoleto que se aferra a sus privilegios y se resiste con todas sus fuerzas a una nueva época.

Los ciudadanos tenemos las herramientas más importantes que han existido nunca para cambiar las cosas: Internet y la tecnología. Cualquier persona puede expresarse, reunirse y contactar libremente y sin pedir permiso. Además los juristas: jueces, fiscales, abogados, notarios, y demás altos funcionarios estamos entre lo que se denominan "ciudadanos influyentes", dentro del nuevo clima de "micropoder". Es nuestra responsabilidad usar bien esa influencia para mejorar la sociedad y nuestra instituciones.

Modificar el status quo es inevitable, mantenerlo es inviable. El camino ha comenzado y es imparable. Podrán resistirse más o menos, podrá andarse más o menos rápido, pero la visión del mundo, y las nuevas generaciones son distintas totalmente. Vivimos una época donde muchos paradigmas actuales quedarán obsoletos.

Anónimo dijo...


Me gustaría compartir vuestras esperanzas pero me temo que al final primará el modo en que en España se entiende lo del voto, funcionando siempre el "contra" mas que el "a favor", el "estos no me gustan pero antes de que ganen los otros", el "mal menor". Los Partidos y sindicatos tienen su voto cautivo y las asociaciones profesionales también, y nadie da la cara salvo cuatro. ¿Con todo lo que esta sucediendo en Fiscalia cuantas nuevas afiliaciones ha tenido la APIF?, veo sus cuadros de mando, quienes escriben en su nombre y siempre sois la media docena de siempre. No, me temo que a la disidencia solo le queda desahogarse en foros como los que señalas y vivir en una permanente bantustán intelectual. Por mucho que nos empeñemos no podemos vivir en la luna, no hay oxígeno, como tampoco lo hay en esta mierda de país, que no hace nada decente desde el siglo XV

Salvador Viada dijo...

Muy pocas, pero algunas nuevas afiliaciones. Y si, somos pocos, demasiado pocos. Pero es que visto como actúan AF y UPF entiendo que la gente se lo piense. En cuanto se perciba que aquí le vamos a dar un gran cambio a la Fiscalía, habrá mas gente que confíe. Están cambiando cosas, y eso nos acabara afectando tambien a nosotros. Esta situación no es sostenible. Saludos

Anónimo dijo...

Esta situación no era sostenible en los Gobiernos de Aznar, cuando humillo al Consejo Fiscal y nombro Jefes a quien quería el Ministro del Interior y se deshizo como un trapo, vista su torpeza, de su primer FGE para poner , bueno, al que puso... Y no era sostenible con Cándido y sus lodos y barros, y su inem particular, colocando a colegas en puestos e mando per secula seculorum... Y no es de recibo ahora cuando el hombre de los 800 se cisca en los derechos fundamentales de un Fiscal que ha osado poner en duda los conocimientos de una de sus niñas, y, por administrar cuatro perras, acepta que supriman a los fiscales sustitutos sin pelear un aumento de las plazas de fiscales que en algunos sitios se necesitan como el comer... Y no fue de recibo con Granados, siempre de perfil, ni con "el pollo del pinar"... y nada ha pasado, y la gente sigue diciendo amén a todo... ¿A qué me debo agarrar pues, compañero, para no recluirme en mi particular bantustán?, ¿A la cabezonería de cuatro que os negáis a pasar de todo?, ¿con eso tengo que enfrentarme al próximo reparto de curro de mi Jefe que va a jubilar a dos para que coordinen y mandarme a hacer sus bolos por los pueblos por sus santos coj...?

Anónimo dijo...

El día a día es demasiado casposo y cutre como para confiar en que el actuar de los "compañeros" , conditio sine quanon, cambie porque vean la luz de cuatro que tenéis más razón que un santo en lo que decís y, espero, hacéis en el lugar donde trabajéis.

Salvador Viada dijo...

Anónimo de las 14.26, ¿que queda de cuando empezaste a ser fiscal? ¿Te queda algo de ilusión, algunas ganas de que algunos de esos que se libran siempre, empiecen a pagar? ¿No te queda nada de cuando pensabas si te equivocabas al acusar a alguien? ¿no es hora de salir ya del bantustán ese del que hablas? Hay cabezones que todavía nos acordamos de aquello, y con el propósito de hacer más difícil la vida a quienes actúan delegadamente en la Fiscalía de quien manda en este pais; vamos a denunciar a quienes ningunean a los compañeros, a quienes pasan de ellos. El post de hoy va de que no solo somos cuatro cabezones aquí; va de que hay más que todavía no han dado el paso; y de que hay muchos más en otras áreas de la administración y de la sociedad.

Entre mis compañeros del TS es cierto que no hay demasiados adscritos a esta causa, pero también es verdad que no se oye a nadie (a nadie) decir lo bien que lo hace el Consejo Fiscal, lo bien que lo hace Eduardo, lo bien que funciona la Fiscalía, lo bien que está España. El malestar es evidente. Y eso es algo que existe en casi todos lados.

Puede que vuelvan a ganar las elecciones y que todo siga cuatro años más igual (que nade espere cambios si eso ocurre). Pero no van a poder abusar de la carrera en beneficio propio y de quienes les dirigen eternamente, anónimo.

Albert Lory dijo...

Por supuesto Salvador que no estáis solos Albert Lory os entiende ,comprende y más aún estoy unido a vosotros en la lucha, yo también en mi trabajo estoy sólo, pero mi actitud ante las injusticias y las cosas mal hechas, han provocado que las personas que me conocen me respeten y sepan de mi pulcritud en el trabajo y en mi comportamiento personal, también es cierto que no aspiro a puestos relevantes, pero lo que sí es cierto es que mi conciencia y orgullo personal vale más que cualquier ascenso o puesto relevante.

Eso es básico en nuestro hacer diario, si todas las personas que conforman los miembros de Justicia, Notarías, Guardia Civil y todos los órganos importantes que forman parte de nuestro país reaccionan ante la politización en el que estamos inversos, evitaríamos todos estos abusos que están ocurriendo a nuestro alrededor.

Cuando España se democratizó, todos teníamos la esperanza que existiendo una pluralidad de partidos podríamos vivir en libertad sin controles políticos que impidieran a personas promocionarse por no pertenecer a un partido concreto, o que determinadas personas estarían en los órganos más relevantes para poder controlar las funciones y acciones de sus subordinados destituyéndoles inclusive. Actualmente, me doy cuenta que la lucha de muchas personas que murieron para que otras gozaran de libertad no ha servido para nada, en el siglo XXI los españoles siguen estando amedrentados por otras que abusan de su superioridad porque están respaldas por su determinado partido político.

Albert Lory os invita a luchar en esta España politizada, éste no es un camino fácil pero lo que sí es cierto es que no podéis permitir que os obliguen a hacer trabajos de otros sin remunerar, o que determinadas personas promocionen en determinados cargos, sólo por pertenecer a un determinado grupo político sin tener la suficiente preparación y méritos para dichos puestos. Yo estoy muy orgulloso de las personas que conforman nuestra Justicia y otros órganos de élite, y creo que conseguiréis vuestros objetivos sí os lo proponéis.

Ciudadano X dijo...

No os arriendo las ganancias, en este país nunca se ha reformado nada desde las bases hacia la cúspide, os recuerdo que aquí no hicimos nuestra pertinente revolución, siempre han primado los pactos entre las clases dirigentes que luego han llevado del ronzal al insípido pueblo español. Así que como no os llegue un Mesías al Gobierno o a la FGE lo lleváis claro