jueves, 2 de octubre de 2008

ADEMÁS, SE DISCRIMINA A LOS NO ASOCIADOS Y NO AFINES

Ley ayer en El Mundo un artículo del magistrado Javier Martín-Borregón (no asociado), que protestaba con vehemencia por el hecho de que en el nuevo Consejo solo se sentaran jueces asociados. Lo consideraba un desprecio a la mitad de la carrera judicial. Comparto esa crítica, aunque no creo que la mitad de jueces asociados tengan muchas razones para sentirse representados en el Consejo. Los partidos han elegido en definitiva a los jueces que consideran que mejor van a actuar para ellos. Y las primeras votaciones lo han dejado clarísimo. ¿Quien, pues, está en condiciones de rendirles cuentas, de trazarles las lineas a seguir, incluso a orientarles sobre determinadas materias? ¿Sus asociaciones, quizá? ¿O mas bien, los partidos que les eligen?. Para mi está clara la cosa.

Pero al margen de eso, Francisco de Vitoria, el Foro Judicial y los no asociados tienen todo el derecho a protestar, a decir que han sido discriminados. Y además, en mi opinión, tienen toda la razón. Pero si no han sido favorecidos en el reparto de los políticos es por algo que debe enorgullecer a un Juez: se les ve demasiado independientes. Yo creo que eso es un gran elogio profesional.

2 comentarios:

Pepe dijo...

Estoy más con la Francisco de Vitoria y el Foro Judicial Independiente que con los no asociados. Es cierto que se les discrimina, pero también es cierto que los jueces y fiscales que no se asocian , a lo que están en su derecho, después no pueden venir a protestar porque no se les tiene en cuenta. El asociacionismo implica un compromiso , una lucha, una actividad al margen del quehacer diario en la profesión. Los jueces y fiscales asociados van a reuniones en el Ministerio o con los responsables autonómicos, luchan por mejoras de medios materiales, de mejoras salariales, de creación de órganos judiciales...invierten un tiempo y una actividad en lograr mejoras que redundan en toda la Administración de Justicia.De todo eso se benefician los jueces y fiscales no asociados. Después no pueden venir a protestar porque no se les tiene en cuenta. Otra cosa distinta es que haya asociaciones, tanto de jueces como de fiscales, que son un calco de los partidos políticos mayoritarios.Esto sí es criticable. Las asociaciones deberían actuar al margen de intereses partidistas y algunas lo hacen, pero son postergadas por los partidos políticos y esto les debe llenar de orgullo, porque se limitan a intentar mejoras profesionales y de la Administración de Justicia en general.

Salvador Viada dijo...

Ese es un buen debate: asociarse o no asociarse. La realidad es que -como sabes- siempre he pensado que era mejor asociarse y luchar por cambiar las cosas en unión de tus compañeros. Pero las cosas se han deteriorado mucho, tanto entre los jueces como entre nosotros. La prueba la tienes en la designación de vocales para el Consejo, en la que los no asociados ni aparecen. Y se presentaban algunos avalados por muchas firmas. A los partidos eso no les interesa; ellos quieren afines y los afines los ganan con promociones, ascensos, privilegios y dinero para sus asociaciones. Por ello el no asociarse a las mayoritarias, para mi merece un respeto (por la protesta de indepencia que demuestra), incluso en los casos en que las minoritarias no ofrezcan tampoco lo que el Juez o el Fiscal quiere. Pero sobre esto deberemos hablar más.