martes, 2 de diciembre de 2008

POLÍTICA DE NOMBRAMIENTOS

El presidente electo de EE.UU., Barack Obama, está nombrando como máximos responsables de su equipo a gente de muy variada ideología, pero que tienen una nota común y es el reconocimiento unánime de su valía profesional. Ha nombrado como Secretaria de Estado a Hillary Clinton, su principal rival en las primarias del Partido demócrata y ha confirmado al Secretario de Defensa que estaba con Bush. Y ha dicho que busca a los mejores para gobernar y ha añadido que ha juntado este equipo porque cree “en las personalidades fuertes con opiniones contundentes. Uno de los peligros de la Casa Blanca es el de que todo el mundo piense igual y no haya sobre lo que discutir”.
Viendo lo que está pasando en EE.UU. no puedo dejar de sentir un poco de envidia y pensar en la política de nombramientos en la Justicia de nuestro país. A pesar de que es cierto que hay excepciones que confirman la regla, lo común , o al menos eso es lo que se percibe por la mayoría , es que no son nombrados los más capaces ni los más trabajadores . En consecuencia, la pregunta que nos queda por hacer es ¿por qué se nombra a muchos Jefes o Presidentes que no son los mejores, que no sacan la Justicia adelante? (no toda la responsabilidad del mal funcionamiento va a ser del Ministro) La respuesta es muy sencilla, porque a los máximos responsables les interesa tener a subordinados sumisos y útiles . Puede ser muy cómodo a medio plazo, pero no es el camino para mejorar la Justicia.
Por eso tengo una envidia (sana) de lo que está pasando en EE.UU. Y me gustaría que por una vez les copiaramos en algo bueno.

8 comentarios:

Salvador Viada dijo...

Tienen demasiada gente que colocar para dejar sitio a los independientes. ¿Tu imaginas la cantidad de gente que espera su turno para cuando el Gobierno sea del PP? A todos esos, que han mostrado lealtad inquebrantable en los años duros, no les van a decir: mira, ahora vamos a elegir para la Fiscalía, para el Ministerio, para las Jefaturas, a otros independientes que valen mucho. Por el contrario, este sistema se sostiene por el clientelismo. Si uno es buen chico, capaz, y además esta en la estela de una tendencia política con posibilidades de gobernar, pues sus posibilidades de subir en los escalafones se multiplican. Eso garantiza al poder el control sobre la justicia; y a ciert jueces y fiscales, unas carreras de altos vuelos.

Y Justicia Imparcial existe (ya veremos por cuanto tiempo) para denunciar estos atropellos. Así, que nada, a seguir envidiando a los americanos, y su sentido común.

Pepe dijo...

Claro, por eso ellos son los números uno en muchas cosas y nosotros seguimos con el sistema de Cánovas y Sagasta. Así nos va.
Y en cuanto a la continuidad de Justicia Imparcial , no hay que dejar de escribir . El día que lo hagamos y dejemos de expresar libremente lo que pensamos entonces será el de la victoria de los mediocres, inútiles y vagos , que ya campan bastante a sus anchas.

Silvia dijo...

Es un grado de inteligencia rodearse de seres inteligentes y con ganas de trabajar.
Cuando se aplique esa máxima a la Justicia ésta funcionará mucho mejor, incluso sin sistema informático.

LUPO dijo...

Antes de jubilarme espero encontrarme con una de esas "excepciones que confirman la regla" de las que hablaís, porque, sinceramente, estoy "jartito" de "buenos chicos" (y no hace falta que, además, sean
inutiles,mediocres, y vagos... que los hay que juntan todos los "meritos" que comenta Pepe)

P.D. por otro lado ¿qué se entiende por buenos chicos? ¿no matar, no violar, y gustarle los animales?, porque al final estos "buenos chicos" hacen mas daño que otra cosa, ya sabeís eso de "ni una mala palabra pero ni una buena acción"

Pepe dijo...

Como habrás observado , Lupo, he empleado la conjunción copulativa "y" porque la mayoría de aquellos en los que estaba pensando reúnen los tres requisitos.

Silvia dijo...

Bueno Salva creo que voy a discrepar "contigo", ya sé que eso no se lleva en lo nuestro , pero es un buen ejercicio mental asi que no te lo tomes a mal...
Dices que si uno es buen , chico , capaz y de tendencia de la fuerza politica de turno tiene posibilidades de ascender en la Carrera...
Suena hasta lógico que si uno, como bien dice Lupo, carece de antecedentes penales , es capaz y además del color correspondiente ascienda como la espuma.
La cuestión es que lo que esta pasando es que gente conocidamente incapaz por sus semejantes e incluso superiores,de dudosa bondad, e incluso sin color determinado consiguen lo que pueden - no se trata desde luego de grandes plazas , hasta lo que yo conozco , son esas de las que todo el mundo pasa- y desde su posición machacan al semejante , seguramente por su propia inseguridad y falta de valía profesional y moral , pero el caso es que resultan tóxicos.

Salvador Viada dijo...

¿Que es un buen chico?, nos pregunta Lupo. Los "buenos chicos" son los que más daño hacen a la Justicia. Porque un buen chico no se queja cuando a un compañero le acosan laboralmente, o le machacan con servicios o con papel, o le ofenden abiertamente delante de otros compañeros; un buen chico permanece indiferente a cualquier cosa que no le afecte directamente o que no le mande su jefe. Y cuando su jefe se lo manda, un buen chico hace todo lo que le digan, aunque tenga que activar la guillotina profesonional las veces que haga falta. No, para mi un "buen chico" en nuestra carrera no es alguien a quien yo invitara a comer para reirme un rato. Ni tampoco alguien a quien yo le vaya a dar la espalda. Pero esos buenos chicos son los preferidos del poder: hacen lo que les dicen (cualquier cosa), con buenas formas y estilo, y además creen que son fiables. A mi personalmente, me gustan más los jueces y los fiscales independientes y con un punto de rebeldía.

Silvia dijo...

No creo que haya que confundir la independencia con el "punto de rebeldía" , por lo demás me parece excelente tu definición de "buen chico".
Lástima que tan abundante especie no cuente con un grado de independencia mental , para al menos no contribuir con su pasividad ,o incluso actividad, a la toxicidad radioactiva de sus jefes . Porque esos buenos chicos, en su gran mayoría actuan a las sombras de los jefes de turno por lograr una serie de prebendas fáciles y simplonas , pero son cómplices o incluso cooperadores necesarios de muchos ambientes hostiles generados por su docilidad y la a la larga creo que serán responsables de la total falta de independencia del Misnisterio Fiscal. Pero supongo que les va más mantener sus pequeños privilegios que defender cuestiones para ellos intangibles.