jueves, 18 de diciembre de 2008

¿REBAJAS DE ENERO?

Siempre ve uno noticias en los medios de comunicación sobre las penurias en materia de medios materiales que padecen los trabajadores de la Justicia.Se podría escribir casi hasta un libro, que sería éxito de superventas en período navideño. En la mayoría de los casos y hasta hace poco estas noticias no dejaban de provocar otra cosa que sonrisas en los que estamos dentro de la Justicia, porque constatamos tal realidad, y gestos de asombro entre las personas ajenas al mundo judicial.
Pero en los últimos tiempos, la exigencia de responsabilidad ante la falta de actuación de los Jueces, Fiscales o Secretarios en determinados casos (el más reciente, el de Baltasar Garzón y la Fiscal del Juzgado), deberían obligar a replantear la respuesta de las Carreras Judicial y Fiscal ante esta carencia de medios materiales y en la mayoría de los casos ante la mala distribución de los mismos. Todos sufrimos con despachos inundados, ausencia de medios informáticos o de comunicación, falta de personal ... , pero también sabemos de "relucientes inversiones" en nuevos edificios judiciales mal planificados y peor construidos , de potentes ordenadores sin sistema operativo o sin aparato de reproducción de Cd´s o en sistemas informáticos que no responden a las necesidades reales.
Lo único que nos faltaba por ver, como se cuenta en la noticia que comentamos, es que un Juez tenga que comprar los medios materiales para su Juzgado. Así pues ,debería ser la hora de exigir dichos medios antes de que sea demasiado tarde . O si no , aprovecharemos las rebajas de enero.

2 comentarios:

iuriscivilis dijo...

Comparto plenamente tu reflexión. El estado endémico en que se encuentra la Adm. de Justicia en España se acrecienta exponencialmente en los casos de los Juzgados pertenecientes a partidos judiciales pequeños. Así en las grandes ciudades se van solapando, en cierta manera, las deficiencias, pero en el caso de ciudades de pocos miles de habitantes la situación es verdadera alarmante y mucho me temo que esta situación no se va arregla a corto plazo, a pesar del plan de modernización de la justicia. Un saludo.

Salvador Viada dijo...

El caso que comentas no es excepcional. Durante muchos años, en la Fiscalía de Sevilla había un jarrón en el despacho del Fiscal Jefe en el que como si de un cepillo de iglesia se tratara, los visitantes echaban monedas para comprar tinta para las impresoras. Parecía un chiste, pero era un chiste de humor negro. Lo que ha cambiado ahora es que hay más trabajo, más papel, y sobre todo una mayor exigencia de la sociedad sobre la Justicia. Por ello ya no caben las bromitas. Hay que denunciar cada caso de esos que comentas: edificios inútiles desde el primer día, ordenadores sin sistemas en red (el otro día le preguntaron a un Fiscal Jefe si hacía falta un sistema en red y contesto algo así como "no, gracias, ya tenemos ordenadores"), masificación en los despachos y demás. A mi me parece que esto es algo que se va haciendo muy urgente.