jueves, 4 de marzo de 2010

OPOSICIONES

Hace ya algún tiempo que le llevo dando vueltas al sistema de ingreso en las Carreras Judicial y Fiscal.   Estoy convencido de dos cosas: que la formación que se pide actualmente es insuficiente porque no se exige el conocimiento suficiente de una lengua extranjera, ni conocimientos elementales de herramientas informáticas, ni conocimientos mínimos de derecho sustantivo y orgánico comparado.  El sistema es muy parecido a cuando yo ingresé, que entonces era muy parecido a cuando ingresaron fiscales y jueces ya jubilados.  Y además veo que el sistema de oposiciones actual no permite cubrir los escalafones.   La Asociación de Fiscales ha pedido recientemente el pago de trienios a los sustitutos, lo que al margen de que sea algo justo, demuestra que nuestro sistema ha perpetuado una justicia con vacantes crónicas.   Creo que hay que cambiar sustancialmente el sistema de ingreso en las oposiciones de jueces, fiscales y secretarios.   El ministerio, paralizado por la crisis o vayan ustedes a saber porqué, es incapaz de reaccionar, de pensar en dentro de unos años: se niega a crear cuerpos de ayudantes o auxiliares del Fiscal, se niega a fijar un sistema realista para cubrir las vacantes (anuncian oposiciones de 450 plazas de jueces y fiscales anuales y de lo único que se habla es de bajar el nivel y guardar ejercicios) y confía en que nadie se cabree mucho a fin de terminar la legislatura con la mayor tranquilidad.  Creo que no es suficiente, ni mucho menos.

2 comentarios:

LUPO dijo...

Pagar trienios a los sustitutos me parece una desfachatez y una incongruencia si nos oponemos a su entrada en la Carrera por la gatera como parece que pretenden algunos. En la mayoria de Fiscalías no estan equiparados ni en tareas, ni en preparación, ni en responsabilidad, y su paso es en ocasiones tan transitorio que el dinero que se les paga excede sueldos de funcionarios de Carrera de otros Cuerpos y que no gozan además de un cursillo "gratuito" de formación jurídica como encima se llevan, si son un poco espabilados. Ahora si queremos premiar a lo que han profesionalizado esta situación frente a aquellos de ellos que siguen,mientras tabajan, presentándose a las oposiciones, entonces muy bien, pero insisto, ¿porqué entonces negarles el acceso a la Carrera con respeto, obviamente a su antiguedad?

Anónimo dijo...

Pese a que puede que en algunos casos sea así, en otros casos los fiscales sustitutos hacen una labor encomiable con funciones idénticas a las de los fiscales titulares, haciendo, entre otras cosas, las guardias que nadie desea hacer. Acaso no enseña igualmente un docente interino que trabaja un fiscal sustituto? Cuál es entonces el fundamento para negarle el trienio correspondiente por su servicio a la Administración como al resto de los cuerpos de interinos?