viernes, 16 de abril de 2010

LÍMITES A LA ACUSACIÓN POPULAR

El FGE acaba de defender la limitación de la acusación popular en el proceso penal.  Dos cosas tengo que decir sobre esto: por un lado que ante la vacilante jurisprudencia sobre el particular (con significativos beneficiarios) habría que regular esta materia con inequívoca claridad, al igual, ya que estamos, que las intervenciones telefónicas.   Por otro, que estando de acuerdo con el FGE en principio, esa medida debería ir acompañada de un gesto en relación a establecer mayores garantías sobre la posición del Ministerio Fiscal en relación con el Gobierno.  Por ejemplo, en mi opinión sería suficiente con establecer un plazo de duración del Fiscal que excediera del término de una legislatura, y con garantizar la concurrencia de al menos tres votos de vocales electos en el Consejo Fiscal en cualquier nombramiento discrecional en la Fiscalía.  Con esas dos medidas, cualquier restricción en el ejercicio de la acción popular (que considero en muchas ocasiones redundante y en otras propicia a generar abusos) estaría en mi opinión justificada.

5 comentarios:

maria jesus dijo...

No debemos olvidar que la institución de la acusación popular permite la participación de los ciudadanos en la administración de justicia, artículo 125 Constitución, y que la misma resulta muy beneficiosa a la hora de defender intereses colectivos difusos ( el medio ambiente etc) en los que no puede existir una acusación particular

No creo que los acontecimientos tristes de los últimos días deban conducir a una restricción de los derechos de los ciudadanos
Al contrario, yo creo que hay que reflexionar profundamente sobre la verdadera razón de estas " disfunciones" y sobre cuáles los males que enferman a nuestra Justicia y "pretenden debilitarla" ( uno de ellos es su excesiva politización ) y sanarla para reforzarla
No se arreglan las cosas destruyendo las instituciones, sino sanándolas ( ya sea el TS o sea la institución que permite al ciudadano participar en la Justicia)
¿En qué sentido se pretende restringir la acusación popular?

Julio Pérez Gil dijo...

Me temo que difícilmente se podrá limitar la acusación popular sin llegar a suprimirla o desactivarla del todo. Pero tampoco pasaría nada: es un caballo de Troya dentro del sistema. Por eso las garantías a las que se hace referencia en la entrada son un buen comienzo para empezar a abordar la materia.
Al hilo del comentario de María Jesús: cuando se defienden intereses colectivos no deberíamos considerarla acción popular. Es un supuesto especial de representación procesal de los intereses de una víctima difícilmente individualizable. Si una asociación ecologista quisiera acusar en un delito de violencia de género o un grupo feminista lo hiciera en un delito de vertidos estaríamos en presencia de verdaderas acusaciones populares. No parecería muy conveniente aceptarlas y, sin embargo, pocas vías tenemos para excluirlas (salvo el fraude procesal).
Un saludo.

maría jesús dijo...

Bienvenido Julio al Blog
No entiendo bien la última parte de tu comentario
Yo entiendo y acepto pacíficamente que las organizaciones representativoas de intereses colectivos puedan ejercer la acción penal en los asuntos relacionados con sus fines estatutarios, es la teoría de la legitimación, que es beneficiosa siempre cuando coadyuva la acción del Fiscal y del perjudicado, y puede ser necesaria si nadie más ejerce la acción penal
Pero para la defensa de todos los asuntos que afectan al interés general ya está el Ministerio Fiscal, no entiendo porque habría que extender la legitimación a organizaciones particulares cuando ya existe el Fiscal para defender a todos
Otra cosa es que en ocasiones se puedan producir disfunciones que puedan llevar a acusaciones sin visos de prosperar porque tengan por objeto un hecho manifiestamente atípico o carente de antijuridicidad o sin un claro culpable penal, en esos casos creo que la solución está en que el proceso penal actue sus mecanismos eficaces y sensatos para expulsar de su seno las acciones imposibles o absurdas( el derecho penal debe ser siempre la ultima ratio, no el procedimiento más barato y fácil para satisfacer las pretensiones de las partes)
Pero no creo que haya que suprimir la acusacion popular
Por contra,sí es imprescindible reforzar las garantias del Ministerio Fiscal respecto del Gobierno

Salvador Viada dijo...

Maria Jesús, yo creo que una fiscalía imparcial (no solo derivada de la imparcialidad de sus componentes, sino con una imparcialidad garantizada para la institución) haría innecesaria la acusación popular. A mi juicio, la iniciativa popular bastaría con que activara al Fiscal, y nada más. Piensa que en un sistema de fiscal investigador las partes han de limitarse a actuar en el Juicio Oral. Por otra parte, en mi experiencia, salvo en algún caso que recuerdo de delitos de torturas, la acusación particular ha sido casi siempre redudante y por tanto innecesaria; y en más de una ocasión -en varias, a decir verdad- ha actuado de manera fraudulenta o abusiva.

maria jesus dijo...

Querido Salva, insisto en que, en mi modesta opinión, una cosa no quita la otra. Es imprescindible garantizar la imparcialidad de nuestra Institución ,pero la acción popular satisface el derecho de los ciudadanos a participar en la administración de justicia
Ya sé que cuando nos den la investigación se replanteará la existencia de las acusaciones populares y particulares
Pero yo me pregunto ¿por qué va a desaparecer esta institución tan nuestra?
Yo estoy a favor de la investigacion para el Fiscal porque por la homologacion procesal en la UE , este cambio nos va a llegar. Pero también pienso que obedece a la preponderancia del mundo sajón en un mundo de economía global,si su influencia se proyecta sobe la educacion y la justicia para elaborar unas estructuras conocidas para ellos, no entiendo por qué no vamos a mantener ciertas cosas nuestras. (De otro modo será muy duro, ceder nuestra soberania a una institucion supranacional con cesion de funciones y además tener que hacer las cosas de una forma que podemos no llegar a entender del todo)
Creo que el camino adecuado es el del medio, que ciertas concepciones nuestras deberían mantenerse o adaptarse sin desaperecer del todo
Por otro lado un sistema adversarial puro no sería una panacea, el mismo también presenta quiebras y se ha degenerado a través de los años. Aparte de la acusacion popular, el nuevo sistema que viene tendrá que resolver muchas otras cuestiones ; por ejemplo: ¿quien va a investigar para los imputados?