domingo, 18 de abril de 2010

UNA ENCUESTA

Dos de cada tres creen que la Justicia española está politizada, según una encuesta que publica hoy El País.   Parece que no se entiende bien la consecuencia de ello: si está politizada es que no es imparcial, ya que está dirigida u orientada por criterios políticos.  Eso es muy grave, pero más grave es el hecho de que los culpables de eso (que seguramente deben contarse entre los que niegan esa evidencia en la encuesta) son quienes tienen que arreglarlo, es decir, los partidos políticos.   Y peor aún ha sido la contaminación política de gran parte de las asociaciones de jueces y de fiscales, otro fenómeno devastador pero también evidente.  Mientras tanto, el Manifiesto de los Fiscales por la independencia de la Justicia sigue con cinco signatarios y no hay alternativa alguna al mismo.  ¡Vaya tela!

1 comentario:

maria jesus dijo...

Querido Salva, esta vez estoy absolutamente de acuerdo contigo
Lo que me parece extraño es que parezca que existe una divergencia de valores que, en mi entender,deberían estar asimilados por todos y formar parte del núcleo esencial de nuestra convivencia,( y que además vienen exigidos por nuestra Constitución) a saber:
Que la Justicia debe ejercerse por Jueces y Fiscales con areglo a los principios de imparcialidad y legalidad ( no entiendo por qué se acepta mansamente que los mismos se califiquen de conservadores y progresistas - ( ¿significa esto PP y PSOE?) ¿No se debe tratar a todos los ciudadanos por igual ?
Que la funcion que ejercemos se realiza en interés general y se sufraga con dinero de los impuestos de los ciudadanos ( por eso deberíamos observar las garantías de derecho público a la hora de crear y seleccionar los candidatos a los puestos ; en la oferta deberían establecerse los requisitos de los candidatos, publicarse una lista de solicitantes, manifestar si cumplen los requisitos y después justificar las razones objetivas por las que se ha designado a uno de ellos y excluido al resto. (Para el resto de la Administracion publica la no observancia de estos requisitos determina la nulidad del acto dictado por desviacion de poder )

Nuestra institucion debería estar configurada de una forma que impidiera asimilarla con el perfil del partido político de turno en el poder,debería perfilarse de uan manera más equidistante de los poderes del Estado, para reforzar su operatividad y prestigio

Lo que me deja sin argumentos que sólo cinco Fiscales que hemos jurado observar los mismos principios constitucionales hayamos manifestado que queremos despolitizar la justicia ¿Hay alguna explicacion logica?