viernes, 2 de julio de 2010

ABSORBER PROCEDIMIENTOS

Leo unas declaraciones del FGE en las que considera que la percepción deteriorada de la Justicia por los ciudadanos obedece a un sistema procesal obsoleto, que llega a "absorber más de cuatro millones y medio de procedimientos" anuales. Me llama la atención la expresión "absorber" para referirse a la tramitación de las causas. Pero creo que es adecuada. Vengo defendiendo desde hace tiempo que el proceso penal español es una catástrofe absoluta: ni es eficaz (recuerdo que al margen de lo que se "absorbe" hay más de 1.200.000 causas pendientes de tramitación), ni protege a las víctimas, ni es garantísta, ni garantiza la coordinación con procedimientos de otros países. Un sistema que se diseñó -de manera provisional- hace más de 120 años, sigue campando en nuestro país, ya casi en solitario en Europa frente a otros sistemas procesales modernos. Y entreverado con ello, tenemos un Ministerio de Justicia que durante los últimos 25 años ha desatendido sus obligaciones de modernización de la Justicia, y una litigiosidad que aumenta un porcentaje relevante (el 8 por ciento anual según la Memoria última del CGPJ). Por no hablar de los problemas gravísimos que atenazan a la Fiscalía o de la Carrera Judicial y el CGPJ. Así, el sistema español "absorbe" millones de causas. Él cómo se resuelven, como se archivan, como se investigan, es otra cosa.

Lo bueno de la declaración de Cándido es que apunta en la buena dirección en la detección del problema. Ese ha de ser el principio para algún día -que seguramente no me dara tiempo de ver en activo- poder hacer arreglar la situación.