domingo, 21 de noviembre de 2010

IN MEMORIAM DE LOS JUECES BORSELLINO, FALCONE, Y CHINNICI

He tenido la oportunidad de estudiar la pasada semana el sistema Italiano de investigaciòn patrimonial y su viroroso sistema de recuperación de los efectos del delito. Desde principios de los 90 el Parlamento Italiano puso a disposicición de sus investigadores un conjunto de leyes para rastrear todos los efectos, activos y propiedades que generaban la delincuencia organizada. Su delincuencia autoctona esta formada principalmente por “ Cosa Nostra , ´Ndrangueta, Camorra, Apulian”. La actividad delictiva finaniciera y económica de esos grupos se focaliza en su intento de infiltrarse en los circuitos economicos del pais, bien a través del blanqueo de capitales y su presencia en los circuitos financieros, como su penetración en la amplia red de contratos y servicios publicos.

Ademas de los recursos legislativos necesarios, sus fuerzas de policia me han parecido entrenadas, con una gran vocación y poniendo mucho esfuerzo en su coordinación. Su protoclos de alertas son detallados y vigilan la actividad encubierta de los grupos mafiosos en los contratos publicos de los servicios locales.

Con preocupación he observado una gran diferencia en los recursos de las Fiscalias economicas con la excecpcion de la Fiscalia Antifmafia, y un cansacio generalizado en los recursos judiciales.

La lucha contra el crimen organizado ha creado leyendas de titanes en la adjudicatura italiana como los magistrados Borsellino, Falcone y Chinnici, y el movimiento “ Mani Pulite”. Por esto solo, se deberia asignar a la Justicia Italiana, los recursos humanos y materiales que necesita para vencer en su lucha contra el crimen organizado.


1 comentario:

María Jesús Moya dijo...

Es un comentario muy inteligente, María Teresa.
La opinión pública se pregunta por qué no se recupera para el pueblo las ganancias ilegalment obtenidas en los delitos de corrupción

Yo personalmente siempre me he preguntado por qué no se han conseguido logros en este área cuando el protocolo swift lleva funcionando mucho tiempo, cuando hace tiempo que se publicó el Convenio Internacional sobre Corrupción en el sector privado