jueves, 25 de noviembre de 2010

MALOS PRESAGIOS

Las encuestas dicen que el PP lleva una gran ventaja electoral y que seguramente ganarán las elecciones y que habrá un gobierno popular.  Pero cuando uno lee lo que publica hoy El País sobre presiones de los populares valencianos al Fiscal de Valencia, la verdad es que es para pensar.   ¿Que harán cuando gobiernen, cuando tengan un FGE al mando de la Fiscalía?  ¿Como serán las cartas que manden entonces al Fiscal?

En mi opinión hace ya mucho tiempo que habría de haber un consenso político para que la Justicia quedara fuera de las peleas entre los partidos, reforzando el prestigio y la imparcialidad de la Fiscalía y de los Tribunales.  Pero ahí los tenemos, a lo suyo.

8 comentarios:

Una jurista dijo...

La esencia de la democracia es la alternancia. Luego, ya examinaremos. Saludos.

Salvador Viada dijo...

Vale; pero podrían cuidar las formas un poco, me parece a mi. Pensemos en que los que mandan las cartas son los que nos gobernarán en unos años (seguramente, pocos). Salvo que cuando lleguen al poder digan que lo que hicieron antes, es decir ahora, estuvo mal, el panorama pinta sombrío. Ya examinaremos, como dices, Jurista.

Una jurista dijo...

Sí. Hay que cuidar las formas, pero SOBRE TODO el fondo. No sé lo que va a pasar en el futuro inmediato y seguramente yo seré de las que me quejaré de la política criminal si hay una alternacia de Gobierno...pero es que esta "NO búsqueda" de la justicia por parte de los que mandan ahora, está haciendo la vida imposible a muchos buenos, honestos y valiosos fiscales. En defensa de mi fiscal particular y de los que, como él, solo sirven al principio de legalidad y a la justicia. Un abrazo.

Maria Jesus Moya dijo...

El gran problema radica en que se dice que es correcto lo que hacen " a los otros" y que la justicia está corrompida por el poder político cuando se trata de " los nuestros"

Debe reforzarse la imparcialidad de los Fiscales y Tribunales estableciendo unas reglas que se apliquen " a todos". Si sólo se espera la alternancia de poder , nunca vendrá un verdadero cambio

Y somos los propios ciudadanos y los Fiscales y los Jueces los que deberíamos exigirlo ya

María Jesús Moya Martínez dijo...

Por cierto Jurista, cada vez siento más curiosidad por conocer los detalles de tu Fiscal particular .Un saludo

Una jurista dijo...

Lo cierto, Mª Jesús, es que a mi fiscal particular le han hecho la vida imposible "los unos" y "los otros". Sólo por defender el principio de legalidad. Por mi parte, siempre he sido crítica con ambos "contendientes" entre muchas cosas, por esta nefasta política criminal de aumentar las penas en el Código Penal, según el titular del periódico del cual se trate y olvidando el principio de intervención mínima y la realidad social. Sin embargo, me reitero en que, además, actualmente vivimos en una época de gran oscuridad en lo que a la justicia se refiere...y la independecia judicial y el buen hacer de muchos fiscales sufre día a día en una batalla silenciosa contra la imposición de una falsa idea de la justicia de unos pocos. Saludos

LUPO dijo...

Una Jurista, dices que "la esencia de la democracia es la alternancia", yo añadiría que lo es también la división de poderes y la independencia del Poder Judicial, y tener un Fiscal General del "Estado" y no del "Gobierno de España", y como ya hemos podido disfrutar del ¿Gobierno? de todos los Partidos del arco parlamentario (aquí siempre hablamos del PP y del PSOE pero ¿qué dedir de los de CiU o PNV?) sólo se me ocurre por abogar por una voladura, controlada pero voladura, de este nefasto régimen en el que hemos aterrizado tras la ¿modélica? transición, voladura que yo contrataría a Alemanes o Noruegos... pero como esto es una utopia, una mas, tu Fiscal y el resto de compis que no aspiran a trepar a ningún lado tendran que seguir currando como mero servidor público tragando quina. Yo, esperanza en el PP, cero patatero. I´m sorry, así que voy preparando mi curriculum como jardinero para ver si algún ciudadano en Oslo se apiada de mi.

Una jurista dijo...

Lupo, tus comentarios siempre me hacen sonreir...pero en el buen sentido. Sí, yo también deseo un Fiscal General del Estado y no del Gobierno, aunque sea una utopía. No es que piense que los próximos vayan a ser mejores (ya he dicho que su política criminal no me convenció nada en su momento), pero es que ahora, solo se me ocurre una frase para definir el estado de la justicia y la separaciónde poderes: Adieu Montesquieu!. Con unos u otros, siempre habrá fiscales resistentes, que a lo mejor son los mismos. La imparcialidad incomoda a cualquier poder político, sea del signo que sea. Por cierto, cualquier día hablamos de Noruega...que NO es la sociedad modélica que todos pensamos. Querido Lupo, no te exilies. La justicia necesita fiscales como tú y mi fiscal particular :)