sábado, 11 de junio de 2011

LO INTOLERABLE

"Las opiniones son como los culos, cada uno tiene la suya". De esa forma tan elegante Clint Eastwood mostraba su respeto por las opiniones de los demás en la serie de Harry el Sucio. Yo también tengo la mía sobre la reciente polémica entre la Fiscalía y el CGPJ. Lo que me parece inaceptable para la Fiscalía es que no se le haya dado trámite de audiencia en una cuestión de tanta trascendencia para la actividad del Fiscal. Y en ese sentido me parece bien que el Consejo Fiscal haya protestado. Pero por otro lado creo que las reformas que ahora parece que se han ido abajo tenían todo el sentido del mundo en su mayoría. Me parece un desatino que el sumario sea contradictorio; el sumario (o la investigación de los delitos) habría de ser meramente recopiladoria del material necesario para entrar en juicio, y NUNCA nada de lo actuado en la investigación debería servir por si mismo como prueba. Por tanto, limitar los recursos en la instrucción -evitando ademas indecentes dilaciones- me parece bien. También me parece muy bien eliminar la apelación de las absoluciones en juicios de faltas: parece mentira que con más de un millón de causas pendientes, la Fiscalía no se sienta satisfecha con esa limitación: solo debería poder recurrír el perjudicado. Y me parece increíble que se considere aceptable la declaración del secreto sumarial durante más de un año. La única reforma de la que discrepo, desde el sentido común, es la que condiciona la ración de cuentas a los ciudadanos de la actividad del Fiscal a la autorización judicial. Pero las demás me parece que hubieran mejorado lo que ahora tenemos.

3 comentarios:

Una jurista dijo...

Off topic, Salva, pero no me puedo sustraer a hacer un comentario a la "noticia del día". O sea: el Ministerio de Justicia ha convocado un concurso a través de su perfil en la red social Tuenti, para que los jóvenes digan en 140 caracteres "¿qué es la justicia para tí?". El premio es lo mejor: una visita guiada por el Magistrado Santiago Pedraz a la Audiencia Nacional. El Ministerio señala en su nota de prensa que Tuenti es , y cito textual, "el lugar perfecto
no sólo para difundir entre este público el mensaje de la modernización,
sino también para informarles sobre sus derechos y sus obligaciones, a la
vez que previene de la comisión de delitos y comportamientos
antisociales (...)y siempre desde una óptica juvenil". Pero vamos a ver, criaturas, si lo de que de verdad queréis es educar a los jóvenes y prevenir delitos, lo que de verdad tenéis que hacer es llevarles a visitar un Centro de Ejecucion de Medidas Judiciales de Internamiento de Menores y hacer ahí la visita "guiada". En Portugal, el Ministerio de Justicia lo hace más a lo bestia, no os preocupéis: se llama "Un día en la prisión" y los jóvenes hacen todito, todito el proceso de un interno desde que ingresa en un Centro Penitenciario. Así, que la visita con Pedraz, les queda estupenda, pero como política de prevención en el ámbito de la justicia juvenil, no creo que cumpla su función. Vale, visita con Pedraz y al centro de menores. ¿Qué es la justicia para mí en este momento? : un pozo sin fondo, una sima de desesperación, un camino a ninguna parte, una zona cero donde las víctimas son olvidadas, y donde mejor no caer si eres inocente porque la justicia muchas veces no es ciega: todo aquello para lo que NO estudié y que me niego aceptar. ¿Tengo futuro, Sr. Ministro?.

Salvador Viada dijo...

Creo, "indignada jurista", que lo único que podemos hacer es seguir explicando el desastre de justicia que padecemos (derivada, creo, de una Constitución que se ha quedado anticuada). Por cierto que el "premio" que ofrecen a los jóvenes en el Ministerio parece una coña.

Una jurista dijo...

Si, Salva, porque a todo eso que he mencionado, se une el silencio de muchos valientes fiscales, jueces y funcionarios/as, que callan porque el miedo es libre y que no hablan porque sufren un hastío infinito. Ay, qué buenos vasallos si tuviesen buen señor...