martes, 10 de febrero de 2009

FILTRACIONES

A estas alturas de mi vida profesional, más de 25 años de Fiscal, hay pocas cosas que me fastidien más que los juicios paralelos. Bueno, alguna si: por ejemplo las filtraciones de un sumario declarado secreto. Pero incluso en esos casos, en los que hablamos de la comisión de delitos, hay grados. Lo que hemos visto estos días es de aurora boreal. Conversaciones telefónicas reproducidas en la prensa a razón de varias por día. Todos sabemos la lucha procesal que es necesario librar para conseguir la aceptación de las intervenciones telefónicas como prueba de cargo. Pero en la prensa de la mañana siguiente no hay problema. No se. Me parece a mi que alguien debería ponerse un poco -o un mucho- a atajar este auténtico problema que padece la Justicia, tan ajeno a unas prácticas que pudiéramos considerar como aceptables.

NOTA: Añado -gracias al aviso de mi amigo Valentín Ruiz- el enlace de la reseña de una conferencia pronunciada por Antonio del Moral, que lamento de verdad no haber escuchado.

4 comentarios:

LUPO dijo...

¿Pero el Secreto de Sumario existe en España?, yo pensaba que PSOE y PP lo habian enterrado cuando tras el 11-M rivalizaban por ver quien largaba mas de la investigación, permitiendo que al final los "muchachos" de Leganes hicieran su particular mutis por el foro mientras seguian por la radio, como si de un partido de futbol se tratara, las actuaciones policiales en su busqueda.
Claro que, no olvidemos, eso se consintió por el Poder Judicial, que ni pio dijo de lo que los mandos de los Partidos rajaban del supuesto Sumario Secreto.

Salvador Viada dijo...

Hombre, no es el hecho de que se infrinja la ley (y el Código Penal, art. 466) filtrando información de un sumario declarado secreto lo que a mi me irrita más. Lo que no entiendo es la indiferencia ante eso que ocurre. Francamente, podrían quitar el delito del Código, si a nadie le interesa iniciar su persecución. Es claro que es difícil investigarlo, pero que al menos se haga el gesto de que se trata de una práctica que no gusta (hasta los gorrones, en los bares hacen el ademan de sacar la cartera).

Pero es que además, a los inculpados, todo esto les viene de miedo si es que son culpables: se desvía un huevo la atención de lo que han hecho a persecuciones, filtraciones y demás. Y si no son culpables es una putada muy considerable para ellos.

Osea, que en mi opinión, estas prácticas perjudican a los buenos y a medio plazo benefician a los malos.

Silvia dijo...

Quizá habría que aprovechar el proceso de derogación del desconocido que dices , para suprimir otros tantos desconocidos de nuestro sistema , que parecen obedecer al capricho del legislador y que suponen falsas expectativas para algunos que llegan a ser tachados de conflictivos por pretender el uso generalarizado de las vias procedimentales.
Nos evitariamos muchos disgustos innecesarios que a la larga redundarían en un sistema más transparente.

Valentín Ruiz dijo...

Lamento ser reiterativo, pero en la edición digital del diario Canarias7, aparece una breve crónica acerca de la conferencia impartida por nuestro compañero Antonio Del Moral, acerca de éste mismo tema.
Os lo recomiendo.