miércoles, 20 de enero de 2010

MANIFIESTO DE 200 JUECES

Leo la noticia de que 200 jueces acaban de firmar un manifiesto por la despolitización y la independencia judicial.  Comparto absolutamente las preocupaciones de esos jueces.  Pero hay varias cosas con las que no estoy de acuerdo.   Para esos magistrados (y para muchos otros) la solución de la Justicia está exclusivamente en colocar al Juez en una posición cenital de todo el sistema jurisdiccional, con todos los poderes y todas las cautelas necesarias para garantizar su independencia profesional y económica.  Yo creo que eso es ver las cosas desde un punto de vista sesgado.   Los jueces en España han sufrido golpes duros a su independencia.  Pero los problemas de la Justicia ni de lejos se limitan a eso.   Porque la Justicia (me refiero a la penal, que yo más domino) en España funciona mal en muchos aspectos que nada tienen que ver con la independencia judicial.  Así, los Jueces -aunque quieran retener la instrucción sobre la base de su de independencia- llevan fracasando como instructores desde hace muchos años: los resultados están a la vista.   En toda Europa así lo han comprendido hace tiempo y han abandonado a Napoleón.   Por otra parte, creo que no deberían entender como lesión a su independencia el hecho de que la oficina judicial se organice de maneras diferentes: eso no sucede, por ejemplo en los Tribunales Internacionales, donde el Secretario es el director de la oficina judicial con poderes intangibles para unos magistrados que son -sin duda alguna- absolutamente independientes en sus funciones.  No se.  Creo que unas reclamaciones muy justas se debilitan por no mirar con un poco más de amplitud.

Y mientras, ¿que hacen, que piensan los fiscales? 

1 comentario:

LUPO dijo...

Y a me hubiera gustado que al menos aclararan en qué consiste esa "catarasis" que, según ellos, tiene que sufrir el Ministerio Fiscal, porque de otro modo es imposible que los Fiscales podamos compartir una idea tan corporativista de la Justicia como delata este manifiesto que parte de un ombliguismo que poco ayuda a que confiemos en los Jueces como colaboradores en un proceso de modernización del Sistema. Eso si el llamamiento judicial está claro "mejor sólos que mal acompañados" (por los Fiscales y Secretarios, obviamente). Ahora sólo nos queda esperar la respuesta de nuestros "compañeros" del "club de los ochocientos ocho".