martes, 21 de septiembre de 2010

LA LICENCIATURA DE DERECHO

Creo que uno de los problemas de la Justicia española está relacionado directamente con nuestro sistema educativo. Si pensamos en ello, vemos que en España no hay filtro académico alguno hasta la conclusión de los estudios universitarios: ni el Bachillerato, ni la selectividad, ni por supuesto los estudios de licenciatura suponen un obstáculo relevante para todos aquellos estudiantes mínimamente diligentes. El resultado viene a ser que hay muchos licenciados, pero no hay mucha confianza en sus competencia por el hecho de serlo. Por tanto, el primer filtro serio que han de superar si quieren trabajar en la administración es la oposición. Y ese si que es un filtro serio. Tan serio que siendo optimista se obtienen una centena de jueces y fiscales anualmente por ese sistema, un número que todo el mundo está de acuerdo en que es insuficiente. Parece que estemos en un callejón sin salida.

No hay comentarios: