viernes, 4 de abril de 2008

LA JUSTICIA, CENTRO DE ATENCIÓN

Tras una campaña electoral en la que ningún candidato ha parecido tener el más mínimo interés por la Justicia, ahora diversos acontecimientos ponen de manifiesto la necesidad de prestarle atención. La huelga de funcionarios, que sigue todavía y cuyos efectos sobre el funcionamiento de Juzgados y Tribunales se van a dejar notar durante mucho tiempo; los casos de desatención detectados al hilo de desgraciados asuntos, en los que se pone de manifiesto que algunos óganos jurisdiccionales y fiscalías descansan sobre un polvorín que los sistemas de inspección son incapaces de detectar y desactivar (por cierto, que algo hay que hacer para que un Juzgado no deba lidiar con 5.000, 7.000 u 8.000 asuntos al año, porque en otro caso resulta un poco hipócrita el lamentarse de que se produzcan algunos fallos); el Consejo General del Poder Judicial, que después de muchos años de dedicarse al juego de la política judicial, se enfrenta al espejo de su falta de eficiencia. Es claro que esta legislatura vamos ha hablar de Justicia. Hoy, por ejemplo, ABC recoge las medidas que va a plantear el PP sobre la materia, al tiempo que un fino comentarista, antiguo Presidente Autonómico de Asturias, Pedro de Silva, plantea desde el desencanto la necesidad de abordar reformas desde la perspectiva de mejorar la eficiencia, o Soledad Gallego Diaz, desde El Pais, critica con dureza el estado de la justicia en España. En todo caso es necesario que la cuestión se aborde entre todos desde un espíritu constructivo, aceptando que las cosas tal como están pueden empeorar poco y pueden mejorar mucho, y sobre todo con la intención de no sacar tajada partidista de algo que es de todos y que nos es necesaria a todos. Veremos.

No hay comentarios: