jueves, 27 de mayo de 2010

CAMBIAR EL CEJ

Tras la eliminación del Centro de Estudios Jurídicos como Dirección General dependiente del Ministerio de Justicia, el Centro queda en una situación difícil.   Se trata del organismo encargado de la formación de Abogados del Estado, Fiscales, Secretarios, Forenses, Policías y funcionarios de la administración de Justicia.   En mi opinión, colectivos demasiado diferentes y con necesidades muy distintas para agrupar su formación en un centro pequeño, sin una gran estructura y además dirigido desde una Subdirección General del Ministerio.   El contraste con lo que ocurre con la Escuela Judicial de Barcelona es escandaloso.   Pensemos en el presupuesto de formación de jueces que multiplica por diez el de fiscales (obtenido gracias a la gestión del Fiscal General del Estado hace unos años).    Creo que hay que cambiar radicalmente la estructura, las competencias, la dirección y la razón de ser del Centro tal como está ahora concebido, creando si hace falta varias escuelas de formación (con más sedes) para cada uno de los colectivos afectados, o abordando acuerdos de cooperación con la Escuela Judicial y con los Centros de Formación de la Policía.   

1 comentario:

nuevo en esto dijo...

También podemos cerrar la Escuela Judicial (total para lo que sirve y para lo que les enseñan), ahorrar pasta y que empiecen a hacer prácticas ya