miércoles, 12 de mayo de 2010

GARZÓN AL TPI

La verdad es que me alegro de que se haya buscado una salida provisional, dignísima, a sus problemas aquí.  Una salida que me recuerda mucho a la que me hube de buscar yo, con mucha suerte, hace algunos años "gracias" a la presión a que me sometía el ahora casi olvidado Michavila.   Baltasar se encontrará allí, si le dejan marcharse -que ya veremos- con un estilo de trabajo al que no está acostumbrado: deberá someterse a una disciplina colectiva en la que las directrices no las marcará él; deberá luchar con un sistema judicial diferente, y hacerlo en otro idioma diferente del suyo, el inglés; deberá trabajar con un Fiscal Jefe -Moreno Ocampo- que le admira, pero que tiene una personalidad muy marcada y que ahora en momentos para él difíciles, le ha tendido una mano;   deberá aprender un sistema informático muy completo, que le llevará mucho tiempo dominar.   Pero a cambio de esos esfuerzos, mucha gente estará orgullosa de tenerle allí: Garzón es alguien importante en el terreno de la defensa de los derechos humanos, y en ese Tribunal casi todo el mundo está comprometido con esa cuestión.   También, tendrá la oportunidad de luchar por esclarecer algunos de los hechos más espantosos ocurridos en el mundo -sobre todo en África- en los últimos tiempos.  Y familiarizarse con un sistema político y judicial que le ayudará -quizá- a lanzar su candidatura para plazas de mayor importancia en el área internacional.  

7 comentarios:

javiermadrazo dijo...

Es todo un galimatías, que distrae la atención y pervierte el tema de fondo, que resulta tan enmarañado que al final nadie se acuerda de exigir al Gobierno Zapatero una modificación de la Ley de Amnistía, de 1977.
http://javiermadrazo.wordpress.com/2010/05/12/el-exilico-de-garzon/

Salvador Viada dijo...

La Ley de Amnistía, no puede modificarse en mi opinión.

Anónimo dijo...

Me parece asombroso que se alabe a un juez que se ha dedicado a alternar con los poderosos. Al que se le va a juzgar por recibir dinero de un poderoso implicado en un caso que investigaba el propio juez
Cuando accedí a esta carrera se me explicó que ciertas conductas comprometían nuestra ética y juré no cometerlas nunca
¿Cuando se va a alabar al juez que trabaja como un negro, que no alterna con políticos ni atiende sus presiones y lleva adelante sus instrucciones sin ninguna recompensa a cambio?
La corrupción está tan generalizada que ya alabamos las conductas indecorosas

Salvador Viada dijo...

Querido anónimo, no te informaron mal cuando te advirtieron respecto a ciertas prácticas. Y está muy bien que respetes patrones de conducta, como hacemos la inmensa mayoría. Aquí hablamos de otra cosa. Hablamos de un juez con tres causas pendientes en el Tribunal Supremo que no es acusado por el Fiscal. Al menos en dos de ellas, tengo mi criterio muy formado y coincide con el del fiscal que lleva el caso, salvo que aparezcan datos que desconozco. Al margen de que a todos nos ampara la presunción de inocencia, de lo que se trata en la entrada es sobre su posible salida a trabajar a otro sitio, a un Tribunal internacional. Si le suspenden, como creo que es procedente, no va a cobrar dinero, no podrá trabajar de juez. ¿Tienes algún problema con que se vaya fuera a trabajar? Yo no. Garzón, es un personaje complejo, pero es incuestionable que en el aspecto de los derechos humanos es un referente internacional. A mi me parece bien que si se le cierra una puerta aquí, él se busque otra fuera. Si luego le condenan, pues condenado estará. Y si le absuelven, pues estupendo. Pero ahora se trata de una cuestión diferente.

Anónimo dijo...

Yo no deseo una condena para Garzón y deseo que le vaya bien en su vida. Yo hablo de deontología profesional, que por cierto parece quedar sólo en el mundo de la ética extrajurídica, pero insisto, no creo que cietas cosas, que también hacen algunos otros, sean dignas de alabanza
Para mí el Juez o el Fiscal modélico es otra cosa

Tamaran dijo...

Totalmente de acuerdo con lo dicho por Anónimo.

¿Por que no se le aplica al juez "estrella" la misma práctica que el aplicó -indirectamente- a Gomez de Liaño?

Anónimo dijo...

Da la sensacion que con la ley del talión y con la presunción de culpabilidad algunos son felices. No vamos muy lejos .
La "justicia española" es la vergüenza internacional: el NYTimes ; Le monde ; el TPI , somos especiales desde luego .
A Liaño le dio la razón el TEDH , esperemos sentados a un nuevo varapalo.
Salud