lunes, 10 de mayo de 2010

EL CEJ

La degradación de la categoría del Director del CEJ es algo de más gravedad de lo que parece.   Por un lado, porque la primera consecuencia es que la actual Directora, que estaba haciendo un trabajo enorme, no seguirá en su puesto, al rehusar continuar en unas condiciones de incertidumbre personal y para los proyectos emprendidos.   La primera víctima de esa decisión ministerial ha sido ella, pero no ha sido la única, ni mucho menos.   El Centro, que estaba dirigido por una Fiscal y que trabajaba en estrecha relación (en lo que a la formación de los fiscales se refiere) pasará a estar dirigido por un funcionario con categoría de Subdirector General bajo la inmediata supervisión de Purificación Mondareira, la Subsecretaria de Justicia.   ¿Tendrá la autonomía que hasta ahora tenía?  Ni de lejos en mi opinión, con lo cual se auguran problemas con la Fiscalía General como los hubo en el reciente pasado.   Por otra parte, dicha degradación, que ha tenido lugar según me dicen sin previo conocimiento del FGE tiene otros efectos, por lo pronto de imagen, pero más adelante de operatividad.  En unas fechas se celebrará en Madrid una convención de escuelas de formación de jueces y fiscales.   En muchos países, los directores de esos centros son altos cargos judiciales y fiscales.   ¿Y ahora, aquí y para los Fiscales, quién será nuestra voz?  ¿Un funcionario dle Ministerio?   ¿Quién luchará porque la formación de los fiscales españoles esté representada y a la altura de lo que ocurre en otros países europeos? Tengo la convicción de que esto que ha ocurrido, es algo muy malo para la Fiscalía y para los Fiscales.   Y no es menos malo lo ocurrido con la otra Dirección General suprimida, donde Aurora Mejía estaba haciendo un gran trabajo como árbitro de las demandas del CGPJ. 

Hay que ahorrar, sin duda, pero estoy seguro de que la Fiscalía, con estas medidas, es la institución que más sufre de estos ahorros.  En fin.

6 comentarios:

maría jesús dijo...

Tienes razón Salvador, son muy malas noticias para el prestigio de nuestra carrera y para su futuro

¿Ha habido alguna reacción de FGE o de las asociaciones?

Salvador Viada dijo...

Las asociaciones enviaron conjuntamente un comunicado a los medios. Del FGE solo me consta su cabreo.

Anónimo dijo...

Insisto en que existe una contradicción lógica ( ya lo hice constar en el comentario sobre la denegación de la subvención)a la hora de disponer del dinero de los impuestos de los ciudadanos
Se considera adecuado al interés general multiplicar geométricamente el gasto público creando puestos decorativos en la carrera Fiscal para premiar a los que actúan de forma afín a los intereses de los dos partidos políticos mayoritarios, pero luego se degrada la escuela de Fiscales y se deniega dinero a una asociación que no comulga con ningún partido político
Como el dinero público es del pueblo llano, se aplica en interés particular del poderoso

Anónimo dijo...

Insisto en que existe una contradicción lógica ( ya lo hice constar en el comentario sobre la denegación de la subvención)a la hora de disponer del dinero de los impuestos de los ciudadanos
Se considera adecuado al interés general multiplicar geométricamente el gasto público creando puestos decorativos en la carrera Fiscal para premiar a los que actúan de forma afín a los intereses de los dos partidos políticos mayoritarios, pero luego se degrada la escuela de Fiscales y se deniega dinero a una asociación que no comulga con ningún partido político
Como el dinero público es del pueblo llano, se aplica en interés particular del poderoso

Salvador Viada dijo...

Lo que hacen negando una subvención a una asociación no comprometida políticamente y que quiere cambiar nuestra Justicia de manera radical es precisamente evitarse problemas. No quieren -ni las asociaciones subvencionadas, ni el Ministerio- que prospere una asociación que está todo el día planteando las contradicciones del sistema y la extrema politización -como instrumento de control político- de nuestra Justicia. Una subvención significaría, cuatro boletines al año (mirad que las otras asociaciones no necesitan publicidad ni ideas para intentar crecer: eso les resulta indiferente porque ahora se reparten el pastel entre unos pocos), y la eventualidad de que los fiscales piensen que el cambio es posible. Por ello, lo que han hecho es inteligente: estrangular a la nueva asociación. Ya veremos que pasa en algunos años.

maria jesus dijo...

A mi no me importa la denegación d la subvencion .Asi nos podremos seguir llamando independientes
Creo que la mayoria de la carrera Fiscal piensa como nosotros,aunque no se atreva a expresarlo, pero si siguen deteriorándose las cosas, al final terminarán por estallar. Sé que intentan estrangularnos para que no crezcamos, las técnicas del poder son siempre las mismas, pero también lo és la inevitable condición humana, al final no conseguirán sus propósitos