jueves, 13 de mayo de 2010

MARIA LUISA RUESTA

Ahora que termina el curso académico, acostumbro a llevar algunos alumnos cada semana a que asistan a juicios penales en los Juzgados de Julian Camarillo.   La persona que coordina la actividad de la Fiscalía en ese lugar, y que me atiende con su buen trato de siempre, es la fiscal Maria Luisa Ruesta.   Es una de las fiscales que ocupó los primeros números de mi promoción;  dudo que nadie pueda decir de Cunca nada impropio ni personal ni profesionalmente y yo puedo decir muchas cosas buenas en ambos aspectos.   En la vida profesional todos pasamos épocas mejores y peores.  Yo creo que para ella va llegando la hora de que se reconozca el trabajo de muchos años, en condiciones muy difíciles (basta asomarse a su despacho y ver la cantidad de asuntos diferentes con los que ha de lidiar cada día: desde la ayuda a los jóvenes, el trato con los sustitutos, los problemas de la oficina, de los medios técnicos o las actualizaciones de doctrina y jurisprudencia).   Creo que si Maria Luisa no hubiera optado por la neutralidad en temas asociativos, no se la hubiera tratado así.  Y creo también que eso es injusto.

3 comentarios:

maría jesús moya dijo...

Suscribo íntegramente tus palabras. Para mí María Luisa es un referente profesional incuestionable, por sus profundos conocimientos técnicos y su dilatada experiencia, 26 años de antigüedad
También es para mí un referente moral, por su inquebrantable honestidad, ella tiene muy claro que está al servicio de la Justicia, que por esencia tiene que prestarse a todos los ciudadanos por igual; y además es una compañera muy generosa- aún recuerdo cuando por un gravísimo problema que tuve el verano pasado, Cunca tuvo que asistir de improviso en mi lugar a un complicado juicio que duraba varios días, sin tener siquiera la carpetilla; lo hizo estupendamente por su gran calidad profesional, pero sobre todo lo hizo generosamente porque no me pidió después nada a cambio
Me alegro ,Salvador, de haber recuperado la sintonía contigo, Fiscales como María Luisa son los que sustentan nuestro sistema, y coadyuvan a que la Justicia conforme una sociedad de verdaderos ciudadanos libres, afortunadamente no es la única, pero desgraciadamente no proliferaran si seguimos imponiendo una realidad donde “la idoneidad “ para ser Fiscal y para decidir la evolución de nuestra Institución se establece en función del “ equilibrio y sintonía ideológica” con los partidos políticos en el poder

Anónimo dijo...

No conozco a quien se cita. Esto es una reflexión con abstraccion hecha de de esta persona :

La falta de promoción de los fiscales neutrales; la falsa promoción de los asociados- todos válidos ellos- ; la falsa promoción por el sistema de reequilibrio ideologico...
Es hora que se reconozca a muchos valia. Es también importante que se reconozca alto y claro que no todos los que ocupan cargos de mérito y capacidad tienen datos objetivos de ellos en su CV . Están ahi , sin reaccion de la carrera , sin que se impugnen los nombramientos , por un sistema de cuotas objetivas que NADA tiene que ver con la valia , y mucho menos con el real mérito y capacidad del que luego presumen; y a eso nos han conducido las asociaciones y las neutralidades . Todos somos responsables.
La promocion de los fiscales está plagada de errores en todas direcciones .
La promoción desde la neutralidad asociativa y desde la individualidad hay que ganarla a pulso , no basta "valer" y a ver cuando me llega que no moleste . Si uno se tiene por neutral y no conformista con el sistema implantado, al menos habrá de moverse en defensa de esa neutralidad , claro que se corre el riesgo de no salir nunca en la foto .

maría jesús moya dijo...

no sé quién eres anónimo pero tu comentario me parece plenamente acetado. Es una pena no conocer tu identidad