miércoles, 19 de mayo de 2010

CUATRO VECES

Vengo sosteniendo hace tiempo que la actitud de los partidos en relación con los acusados de corrupción en sus filas es muy deficiente.   Hemos visto en la televisión, estos días, como se negaba  la condición actual de imputado del  Presidente valenciano.   Pero esa actitud es más grave, creo yo, cuando resulta que a los imputados les "toca" reiteradamente la lotería.  El Fiscal deberá acreditar que tanta lotería obedece a maniobras de blanqueo, pero parece claro que si la "suerte" la hubiera tenido un adversario político, las protestas de corrupción estarían por doquier.   Pero como se trata de un afín, pues nada, a seguir.   Aunque confieso que a veces estas cosas me desmoralizan, no puedo evitar ver que nos tratan como si fuéramos idiotas.

No hay comentarios: