jueves, 26 de junio de 2008

EL MODELO MIR

La que viene. El modelo MIR. Ingreso en las Judicatura (y quizá en la Fiscalía) sin oposición tras unos años de formación vigilada. Mis reticencias de manera inicial. Lo primero que tiene que tener un Juez o un Fiscal es honestidad y sentido común. Pero además, y a continuación, ha de saber derecho. Y la mejor manera que yo imagino de garantizar eso es la oposición (de la manera que se quiera, pero un examen selectivo de cierta dureza). En los seis años que indica el Ministro de formación se podrían incorporar por la via hasta ahora natural de la oposición un buen número de Jueces y de Fiscales, hasta quizá un 15 por ciento de los actuales escalafones. Pero vamos al experimento. Me quedo con la duda de si la medida obedece a que no les gusta el actual sistema y quieren cambiarlo, o a que les hacen falta jueces y fiscales de la manera que sea y ya mismo.

Lo peor de todas estas ideas es que son irreversibles. Es decir, que si luego el sistema no funciona, pues se siente. Por no mencionar el hecho de que ahora se abren una serie de maravillosas expectativas para ser incorporados a la judicatura y a la fiscalía quienes llevan en prácticas evaluadas durante ya muchísimos años, sin haberse sometido a ninguna oposición.

5 comentarios:

LUPO dijo...

Ya os comente el sabado la movida que se traian los "sustitutos", con lo que el "modelo MIR" no me sorprende, al fin y al cabo buscan la entrada por la gatera, como Fiscal o Juez, quienes han profesionalizado su condición de "sustituto", apoltronándose en el cargo aprovechándose de la incapacidad de cubrir las plantillas de Jueces y Fiscales de forma ordinaria. Y son estos "profesionales" que, salvo excepciones, sólo aspiran a la seguridad del puesto, quienes se van a beneficiar de estas nuevas medidas. Supongo que ahora, al menos, no podrán aludir a su condición de sustituto para escaquearse de los marrones que cíclicamente nos tocan, sin renunciar, "antes muertos", eso si a la totalidad de sus derechos, ahora como "trabajadores que somos", ahora como "juristas que somos". Precisamente cuando lo que habría que plantearse es si a los que entramos por oposición no se nos debería hacer, pasados los años, un examen de "coco", ¡porque mira que desbarran (o desbarramos, según con quien hables) algunos!. A partir de ahora ya no regira ese dicho de que era mas facil entrar como Fiscal o Juez que te echaran de la Carrera... desde ahora, lo que ya apunte, caminamos a hacia una burocracia obediente cuyos hilos controlará un superior de origen puramente político, vamos todo muy "orwelliano".
P.D.- Tarea para Salvador y su "chicos optimistas": ¿cómo evitar que nuestra clase politica no ponga, finalmente, un cierre deshonroso a una honrada carrera como era la nuestra?, donde se supone se entraba por un ideal de "servicio público", que no por pasta, por politiquear, por medrar, o por asegurarse las lentejas.
Y mientras tanto a nuestros mandos (sic) sólo les preocupa que haya "buen rollete" en Fiscalía.

Silvia dijo...

Vaya LUPO con los deberes que les pusiste a nuestros optimistas blogeadores.
Yo no me incluyo en la categoria , creo que la CF ya está bastante deshonrada y esto va "pa lante" . Hoy mismo un alto cargo del Gobierno ha anunciado ante una posible sanción a un Juez que: de que de cumplirse la hipótesis que se anuncia en algún medio, no quepa la duda de que "... el fiscal recurrirá"...
Bueno yo todavía confío timidamente que una vez se haga publica la resoulción ,quizá el Fiscal estudie la viabilidad legal del recurso... pero así estamos conviertiéndonos poco a poco en el brazo ejecutor.
La segundas legislaturas en nuestro pais se han caracterizado por la soberbia política y en consecuencia por hacer lo que me parece por si ya no me toca, esto del poder es cíclico, y parece que esta no va a ser distinta .
A mi lo que más me sorprende es que siendo el actual Ministro Fiscal de Carrera ampare la reforma en que, según informan los medios, no se están cubriendo las plazas. Y hace unos meses lo justificaba en algo así como la necesidad de que los jueces y fiscales fueran personas con sano juicio y sentido común.
En fin , creo que TODOS saben /mos quiénes son los grillos que hay en las respectivas carreras , muchos han sido denunciados por los cauces adecuados ( hasta varias veces ) y NO se hace nada. Y ello perjudica seriamente la higiene de la Justicia. Ello no parece, sin embargo, haber preocupado a nuestros mandos de todo orden y eso que venimos de oposición libre.De hecho estas´personas incluso a veces se han convertido en mandos. La pregunta es : ¿ que será de los grillos que nos cuelen en el acceso libre? la monda .
Por otra parte, si las plazas no se cubren, digo yo que antes de termianr de cargarse la Justicia quizá haya que ver qué pasa en el Ministerio de Educación. Recordemos aquellas famosas polémicas por el cambio del sistema educativo en España , ¿quizá ahora estemos recogiendo los frutos...? . ¿ No le preocupa tampoco esto a nuestros políticos? no. Solución , no cubrimos plazas: hagamoslo más facilito que no queremos que sean demasiado listos .
El nuevo sistema de nombramiento de las Jefaturas les ha dado la llave a los mandos , si además con el sistema de acceso dáctil controlan las bases esto va a ser la panacea. Los italianos deberían aprender de nuestros políticos.

Salvador Viada dijo...

Pero es que no hace falta que las bases estén inseguras o que sean menos listas. La realidad es que ya se controla desde el Poder, con gran eficacia, al Ministerio Fiscal. Todo esto no puede verse en clave de poder. Con todos los puestos de responsabilidad de la Carrera elegibles a dedo y además a plazo, hacen lo que quieren aquí dentro. Yo creo que es un tema más ideológico que otra cosa. Y creo que es un tremendo error, además irreversible. Ya fue, en mi opinión un error la incorporación de la Justicia Municipal a las Carreras Judicial y Fiscal. Y ahora viene algo mucho peor. De todas maneras, la comparecencia del Ministro de ayer no tiene desperdicio. Se dice que no tocó el tema del cambio en la estructura de la instrucción penal para no molestar al PP. ¡Pues vaya razón! ¡Si los dos partidos solo están de acuerdo en que la Justicia sea botín para el que gana las elecciones! La instrucción para el Fiscal venía en el programa electoral del PSOE y supondría sacar a la Justicia Penal fuera del siglo XIX y equipararnos a la mayor parte de los sistemas procesales europeos e internacionales. Pero no se hace, "por no molestar". ¿Se puede creer?

Anónimo dijo...

Pero como se puede ser tan cafre! Salvo honrosas excepciones! Mira, yo me he encontrado sustitutos brillantes y titulares brillantes, sustitutos lamentables y titulares lamentables. Una oposición memorística de 400 temas es saber derecho? Quién sabe más derecho penal, por ejemplo, tú o un doctor en derecho (penal)? Mientras que tú te preparabas la oposición, pagada por tu papá que lo mismo conocía a alguien en el tribunal, otros nos contentabamos con trabajar para subsistir.

El actual modelo de oposición es una vergüenza, un lastre, una penosidad. Si en lugar de 400 temas memorísticos el examen consistiera en hacer dos calificaciones, una de abreviado y otra de sumario, un recurso, y actuar en una vista simulada, cuantos recién aprobados cantautores de temas aprobarían? Lo contrapones con cuantos fiscales sttos con más de tres años de trabajo aprobarían? Qué es lo mejor para la eficiencia de los recursos públicos, tu sistema o el mío?

Salvador Viada dijo...

Gracias por tu comentario, anónimo. El sistema de oposición no es perfecto, y seguramente necesitaría de ser complementado con un periodo más largo de prácticas. Pero te digo que cuando apruebas los exámenes, sabes derecho. Tienes una visión de conjunto, eres capaz de enfocar con acierto la mayor parte de los problemas y con ello ganas seguridad. Un catedrático de derecho penal sabe con seguridad más derecho penal; pero no estoy seguro que sepa también más civil, más procesal, más constitucional y más derecho orgánico de los Tribunales. Por eso creo que es importante. Pero tiene más ventajas: es el más objetivo de los sistemas de selección, ya que la exposición oral de 10 temas en público y ante un Tribunal evita arbitrariedades en mi opinión. Pero vaya, esa es solo mi opinión. Con independencia de ello, ya sabes que aquí hay una regla: no insultar y no faltar el respeto.