miércoles, 4 de junio de 2008

UN REGISTRO DE PEDERASTAS

Ayer el Parlamento votó por unanimidad una proposición no de ley instando al Gobierno a que cree un Registro de Pederastas y a que envíe a las Cortes un proyecto de ley para endurecer las penas y que se "tienda" al cumplimiento efectivo de las mismas. El caso "Mari Luz" y la presencia en el Parlamento del padre de la niña, un hombre de una serenidad impresionante, son factores que -sin duda- determinaron la unanimidad de la Cámara. No me parece mal que se suba las penas para los pederastas aunque personalmente no creo que los abusos y agresiones sexuales a menores estén poco castigados en los artículos 178 a 183 del Código Penal, que pueden llegar hasta 15 años de prisión (art. 180.3) en los casos de agresión sexual y a la de 10 años en casos de abusos sexuales (art. 182). Pero en fin, pueden explorarse endurecimientos especialmente en los casos del artículo 189. De lo que tengo más dudas es de la eficacia de ese registro de pederastas (¿porque no también de violadores, o de maltratadores, o de estafadores?). El caso "Mari Luz" viene determinado por un fallo en la ejecución de una sentencia contra un pederasta. Un fallo de alguna manera relacionado con el gran volumen de trabajo que tenía el Juzgado de lo Penal. Por lo tanto, parece que lo principal sería tratar de aliviar la carga de trabajo de ese y de otros muchos Juzgados españoles, por el procedimiento de crear más Juzgados e invertir más dinero. Pero es que además, las posibilidades de evitar casos semejantes aumentarían con un sistema informático accesible a todos los Juzgados de España. Con una información judicial similar -por ejemplo- a la que en su ámbito tiene la Policía. Se introduce el nombre del detenido y aparecen todos sus antecedentes policiales. Pues lo mismo pero respecto de sus causas judiciales. Así, el Juez de ejecución hubiera sabido que el asesino de Mari Luz estaba siendo juzgado por otro Juzgado de lo Penal en su misma población y podría haber obrado en consecuencia. Y además valdría no solo para pederastas sino para todo tipo de delincuentes. Claro que eso cuesta mucho más dinero. Pero sería también más eficaz.

2 comentarios:

Silvia dijo...

Pues no sé si costaría mucho más , habría que pedir presupuestos .
En cualquier caso creo que el coste económico no puede nunca ser excusa en un tema que afecta a la seguridad ciudadana. Ya sé que es un tópico pero no me resisto : ese nunca ha sido problema para la hacienda Pública. Y sobre todo, teniendo en cuenta que el número de población que afecta a la Administración de Justicia Penal es notoriamente inferior que la que afecta a la Hacienda Pública , pues no lo entiendo.
Pero en este momento lo políticamente correcto es el control de los pedeastras , quizá mañana-espero que no - le toque el turno a otro colectivo de delincuentes.
Además el registro único,aunque hoy venda menos, parece que a la larga sería más eficaz. De momento ya tenemos en registro de maltrato; ahora el de pedeastras. Estos registros , no son ni mágicos ni automáticos, implican que una persona introduce los datos , en cada uno de ellos, de cada uno de los procedimientos y los diversos avatares del mismo ... a este paso quizá en unos años estemos manejando cuatro o cinco registros por el tipo de de delincuente de que se trate , lo que requerirá la asignación de personal administrativo a tan ardua tarea para introducir aquellos datos y actualizarlos en cada registro; ¿ y si un maltratador es además pedeastra?: ¡registraremos en ambos registros claro!. Vamos que el desarrollo de la idea de futuro se me aparece absurda , poco eficaz y sobre todo antieconómica. Asi que, busquemos otra excusa para no impantar en Justicia un sistema informático en condiciones .

Salvador Viada dijo...

A veces me pregunto acerca de en qué dedican su tiempo en el Ministerio de Justicia. Ya no este equipo, sino este y los anteriores. ¿Pero es que es tan dificil el mejorar la gestión?. Código de barras en cada causa, un solo registro de las causas, en la Guardia, y comunicación informática de Juzgados, Fiscalías Audiencias y Tribunal Supremo. Notificaciones por vía telemática, declaraciones y documentos escaneados que se remiten a las partes que las piden, posibilidades de saber en todo momento donde y quien tiene la causa o quien tiene que informar, acceso a las historias judiciales de cualquier inculpado... ¡Que llevamos ya muchos años de retraso!
Pues, nada, en el Ministerio y en el Consejo, tocando la violona...